Mes: febrero 2021

Quién es el terrorista buscado por EEUU al que señalan como nuevo jefe de Al Qaeda

Quién es el terrorista buscado por EEUU al que señalan como nuevo jefe de Al Qaeda.

La ficha del FBI de Saif al-Adel

La batalla ideológica interna en la que se encuentra Al Qaeda podría tomar un nuevo rumbo bajo la conducción de Saif al-Adel, quien está señalado como nuevo líder del grupo terrorista. Está escondido en Irán y es buscado desde hace décadas por Estados Unidos

Todo apunta a que este ex general militar egipcio de 60 años será el sucesor de Ayman Zawahiri, quien había tomado el mando tras la muerte de Osama Bin Laden en 2011, y que se presume ha fallecido.

Conocido como “La Espada de la Venganza”, analistas afirman que sería aún peor que Bin Laden y trazaría un cambio de imagen en la organización yihadista.

El FBI ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por su cabeza. Según la ficha de la agencia, está buscado por “Conspiración para matar a ciudadanos de los Estados Unidos, para asesinar, para destruir edificios y propiedades de los Estados Unidos y para destruir los servicios de defensa nacional de los Estados Unidos”. Además, está señalado por los atentados de 1998 contra las embajadas de Estados Unidos en Dar es Salaam (Tanzania) y Nairobi (Kenia), en los que murieron 224 personas.

Décadas atrás, Al-Adel luchó contra el ejército soviético en Afganistán durante los años 80. Se mantuvo en el país hasta la caída de los talibanes en 2001, y desde allí huyó a Irán. Asentado en este punto, Saif al-Adel organizó la rama de Al Qaeda en Arabia Saudita, que ha perpetrado varios ataques terroristas en el país desde 2003. Además, llegó a dirigir la unidad de protección personal “Guardia Negra” de Bin Laden, llamada así por el color de sus bufandas.

En un organigrama de 2005, Al Adel ya aparecía al centro del mapa de Al Qaeda, con una recompensa de 5 millones de dólares por su captura (Reuters).

El desafío de dirigir al grupo terrorista no es sencillo, ni para un yihadista experimentado. Su objetivo es mantener con vida, fuerte y activa a la organización, luego de perder protagonismo ante el Estado Islámico. Pese a que el ISIS también está en una situación frágil por su derrota frente a la coalición internacional y la desaparición del “califato”, mantiene presencia en redes y se desconoce el alcance de su red de células activas.

“Comparado con Zawahiri es probable que sea un líder mucho más eficaz, al menos como o más incluso que Bin Laden. Saif es tan respetado que podría causar una cooperación aún mayor o incluso una fusión entre grupos”, advirtió al Daily Mirror el coronel Richard Kemp, experto británico en terrorismo y que en sus días en acitividad tuvo como misión vigilar los movimientos de Saif.

Kemp también destacó el hecho de que Irán sea su punto base y descarta problemas por la diferencia entre los shiitas (persas) y los sunnitas (Al Qaeda). “Irán ha facilitado ataques de Al Qaeda. Eso es muy problemático para nosotros. Si quieren que Estados Unidos ataque, prefieren que Al Qaeda lo haga con su apoyo para no ser el objetivo. Ya lo han hecho muchas veces”, consideró.

Por su parte, Ali Soufan, experto antiterrorista del FBI, también compartió su análisis con el Daily Mirror. “El venerado estatus de Saif en el movimiento, así como su profunda experiencia como líder de seguridad e inteligencia militar y planificador terrorista, lo convierten en un emir potencialmente peligroso”. Según sus fuentes, es sanguinario: era el menos afectado por las muertes de civiles.

https://www.infobae.com/america/mundo/2021/02/25/quien-es-el-terrorista-buscado-por-eeuu-al-que-senalan-como-nuevo-jefe-de-al-qaeda/?outputType=amp-type

MÁS SOBRE ESTE TEMA:Israel y Estados Unidos restablecieron su grupo de trabajo estratégico sobre Irán

La UE gastará más en defensa para apuntalar su autonomía pese al reencuentro con EE UU

Considera compatible su objetivo de mayor independencia, con la «colaboración reforzada» que prevé con Biden y la OTAN.

Por Salvador Arroyo, corresponsal en Bruselas

Cooperación más fluida con la OTAN y «estrecho diálogo» con la nueva Administración estadounidense. Pero todo sin repetir viejos errores. Sin renunciar, en definitiva, a esa agenda estratégica 2019-2024 que la UE se ha autoimpuesto para ser un ente con plena autonomía que aspira a tener capacidades militares creíbles. El reto, dejar de ser el ‘pin pan pun’ de su primo del otro lado del Atlántico. Así que pese a ese reencuentro con Estados Unidos tras una insufrible etapa de reproches desde la Casa Blanca, los líderes de la UE no bajan la guardia.

O lo que es lo mismo piensan seriamente en «incrementar las inversiones en defensa para mejorar la capacidad operativa, además de reforzar la ciberseguridad», subrayaba el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, al término de la última jornada de la cumbre telemática de jefes de Estado y Gobierno europeos.

La aceleración del proceso de vacunación, el futuro certificado digital que pemitiría restablecer la movilidad en verano, y el apoyo a los países de rentas bajas y medias (especialmente de África y América Latina) habían capitalizado sus discusiones del jueves. Este viernes el coronavirus se relegó por unas horas, para apuntalar una posición que en el tramo final de la ‘era prepandémica’ fue motivo de sonoros enfrentamientos entre Donald Trump y Emmanuel Macron o Angela Merkel. Sin llegar a ese «sueño» de un ‘ejercito europeo’ -vinculado a una visión federal que no todos los socios comparten plenamente-, la UE aspira a levantar la voz cuando lo crea necesario sin tener que mirar con inquietud a Estados Unidos.

LA CIFRA:

51.000millones prevé destinar para el periodo 2021-2027 el Fondo Europeo de Defensa.Charles Michel.«El incremento de las inversiones deben mejorar la capacidad operativa y la ciberseguridad»

Y la declaración aprobada incide en ello. «Queremos promover los intereses y valores de la UE, así como su resistencia y preparación para hacer frente de manera eficaz a todas las amenazas y desafíos a la seguridad». Porque «ante el aumento de la inestabilidad mundial, la UE tiene que asumir una mayor responsabilidad por su seguridad». Europa quiere ser Europa también en lo militar y esa idea es «totalmente compatible» con los nuevos vientos que llegan desde Washington; «con la colaboración reforzada que queremos con Estados Unidos», subrayó Michel.

Los desafíos

Y todo sin sacar los pies del tiesto. Sin dejar de lado a una OTAN con la que se buscará «una cooperación más estrecha». Su secretario general, Jens Stoltenberg, participó en el encuentro con los líderes. Y les trasladó que «las acciones agresivas de Rusia, el terrorismo, los ciberataques, el auge de China y los problemas de seguridad vinculados al cambio climático» ya eran desafíos para antes de la pandemia y continuarán siéndolo cuando ésta amaine.

Toda la nueva estrategia defensiva de la UE debería concretarse no más allá de marzo de 2022, cuando debería presentarse lo que se denomina como «ambiciosa brújula estratégica». El Alto Representante de Exteriores, Josep Borrell, es el que tiene encomendado el grueso del trabajo en este proyecto, con participación de otros comisarios, en el que se dará un papel destacado a la apuesta por la integración industrial (civil, militar y aeroespacial) y la innovación tecnológica.

El nuevo escenario internacional que se abre con el aparente ‘borrón y cuenta nueva’ de Biden en política exterior llevaba este viernes a Borrell a lanzar un mensaje de optimismo sobre el acuerdo nuclear iraní. «Tenemos que usar esta oportunidad y enfocarnos en soluciones para conseguir encauzar el acuerdo y que todas las partes cumplan sus compromisos. Es una ocasión que no podemos perder», reforzó.

Apuesta por una relación renovada con los vecinos del sur

Una importancia estratégica clave en materia económica, pero también social, muy ligada a los flujos migratorios. Los jefes de Estado y Gobierno decidieron dar este viernes un impulso renovado a su relación con los vecinos del sur «para hacer frente a los desafíos comunes, empezando por la pandemia», destacaba la presidenta de la Comisión Europea. Ursula von der Leyen concretó que esa «asociación renovada» incluye un Plan Económico y de Inversiones para la Vecindad Meridional que «tiene como objetivo apoyar la recuperación socioeconómica a largo plazo y acompañar el desarrollo sostenible y digital en la región». De acuerdo con este plan, Bruselas propone movilizar una inversión de hasta 7.000 millones de euros.

https://www.elcomercio.es/internacional/union-europea/ue-gastara-defensa-apuntalar-autonomia-20210226192342-ntrc.html

https://www.hoy.es/internacional/union-europea/ue-gastara-defensa-apuntalar-autonomia-20210226192342-ntrc.html

¿Tiene espacio la UE para desarrollar una política exterior propia con Rusia?

La relación entre Bruselas y Moscú atraviesa horas bajas después de la aprobación, el 22 de febrero, de una nueva ronda de sanciones europeas, resultado, a su vez, de la tensa visita del alto representante, Josep Borrell, a principios de mes a Moscú. Aunque Ursula von der Leyen prometió presidir sobre una Comisión Europea “geopolítica”, parece constantemente presionada por la divergencia entre sus Estados miembros: Polonia y los bálticos, partidarios de una línea más intransigente frente a Rusia; y Alemania, Francia o Italia, más inclinados a contemporizar. Preguntamos a los expertos sobre las posibilidades de que la Unión Europea desarrolle una línea de acción propia en este contexto. Opinan: Alena Epifanova, Ruth Ferrero-Turrión, Andrei Kolesnikov, Andrey MakarychevMira Milosevich-Juaristi, Nicolás de PedroSoraya Rodríguez, Rubén Ruiz Ramas, Susan Stewart, José Ignacio Torreblanca

Boletín Semanal del IEEE de 24.02.2021

Documento de Análisis 09/2021

Título: La gran armada pesquera China amenaza para Iberoamérica

TitleThe Chinese fishing army threatens Latin America

Autor: Andrés González Martín. Teniente Coronel de Artillería. Analista del IEEE 

Documento de Opinión 22/2021

Título: El impacto del terrorismo en el lago Chad: crisis humanitaria y políticas necesarias

Autor: Jairo Sánchez Gómez. Graduado en criminología. Analista de terrorismo internacional

Documento de Opinión 21/2021

Título: Guerra de drones en el Cáucaso Sur: lecciones aprendidas de Nagorno Karabaj

Autor: José Alberto Marín Delgado. Capitán del Ejército del Aire. Piloto de Combate

Documento de Opinión 20/2021

Título: Etiopía 2021, ¿una nueva etapa en la difícil travesía desde «Etniopía» hacia «Pan-Etiopía»?

TitleEthiopia 2021, a new stage in the difficult journey from ‘Ethniopia’ to ‘Pan-Ethiopia’?

Autor: Antonio Poncela Sacho. Diplomado de Estado Mayor

Documento Marco 03/2021

Título: Bioseguridad y defensa. ¿El nuevo reto global?

Autores: Alumnos del XLIII Curso de Defensa Nacional

RETOS A LA SEGURIDAD EN EL MEDITERRANEO.

Por Ricardo Martínez Isidoro, General de División (R), de la AEME (Asociación Española de Militares Escritores)

En el Mediterráneo coinciden, desde el fin de la Guerra Fría, múltiples factores que hacen de esta región del Mundo un crisol de retos permanentes a la Seguridad.

Su pertenencia a tres mundos diferentes, en una zona donde se intersectan conflictos regionales seculares, donde se produce la resonancia de los últimos vestigios de la bipolaridad mundial, ahora renovados por el deseo de recuperación de la Gran Rusia, donde se manifiesta la realidad de la diferencia de potencial entre el Norte y el Sur, coinciden también los vestigios del enfrentamiento entre las tres religiones de Abraham, ahora potenciado por el acceso de actividades violentas, ya sean conflictos abiertos o terrorismo transnacional; además los enfrentamientos bilaterales, que debilitan a la OTAN, los retos que suponen la extensión de las aguas territoriales, en búsqueda del ansiado dominio de las materias primas fundamentales ,etc, a los que España no es ajena por su vinculación estratégica a una de las llaves del Mediterráneo, Gibraltar, y por su vocación africana.

En cualquier caso, el escenario mediterráneo no es lineal, no se puede atribuir, y mucho menos exigir, jerarquía alguna a ninguna instancia concreta, así como tampoco los
conflictos quedan atenuados en la inmensidad de otros océanos, como sucede en el Atlántico e Indopacífico; sin embargo los acontecimientos que allí se producen tienen una repercusión mundial, casi instantánea, y no solo por el efecto de la globalización, sino porque son asuntos próximos y vitales para los países ribereños.

Tampoco existe un fin común entre aquellos que pueblan la cuenca, como no sea el deseo de paz y progreso, y en varios casos el de supervivencia de ciertos regímenes, que marcan una cierta autarquía, en general, hacia la ausencia de un principio unificador.

Las corrientes N-S, y viceversa, son prácticamente bilaterales y es precisamente en ese ámbito, y en el S-S, donde se producen la mayoría de las conflictividades. El enfrentamiento político Rusia-OTAN es patente y puede materializarse de forma inopinada, merced a las políticas de vigilancia mutua con medios militares cercanos, aunque ya sea un hecho el conflicto en el ciberespacio, que ha fomentado la organización de estructuras ad hoc de defensa y ataque.

No existen instituciones regionales que representen a todos los países, solo parcialmente, practicamente persisten iniciativas tipo conferencia que a su vez subsisten lánguidamente, con la excepción, limitada quizás, de la OSCE, ya organización, ante un mundo, en el Sur, menos organizado, que en este siglo alcanzará los mil millones de habitantes.

Existen por tanto tres mundos diferentes, con características distintas de geografía, religión y concepciones políticas, que dan lugar a retos a la seguridad de carácter demográfico, político, estratégico, militar y cultural, y que hacen de esta cuenca un cruce de caminos de conflictividad latente.

El reto demográfico, tan analizado y poco solucionado en los últimos 40 años, ha explosionado a las puertas de la ribera norte, sin que se atisbe una solución futura admisible; el envejecimiento de Europa y el diferencial económico, y juventud, del Sur, deberían complementarse, pero se asiste a una ausencia de soluciones comunes, siendo esto un fracaso en la evolución del espíritu europeo.

Un reto económico, magnificado por las implicaciones de la actual pandemia, y sus secuelas, por el subdesarrollo y la mala repartición de las riquezas del Sur, en donde no terminan de ser suficientes los mercados inter árabes para la absorción de su impulso vital; la inestabilidad de ciertos regímenes, incluso después de las “primaveras árabes”, de graves implicaciones para Libia y Siria, es también patente, impidiendo que la política deje paso a la economía.

La “nueva hostilidad OTAN RUSIA”, con la pérdida del poder catalizador de la propia UE al respecto, es un desafío permanente a iniciativas más pacificadoras que debían haber ganado terreno en dirección a la democracia plena de la Federación Rusa, sin los temores del Este a lo que esto pueda significar.

La irrupción del poder militar, y diplomático, de Rusia en el conflicto ancestral entre Irán y Arabia Saudita, eminentemente religioso, ha sin duda tenido algún éxito en términos concretos, pero ha supuesto la polarización de Oriente Medio en términos prácticamente de Guerra Fría, con las implicaciones que supone para el Mediterráneo, cuyo acceso desde el Mar Negro se ha convertido, de nuevo, en una zona de litigio, ya de por sí complicada por la anexión unilateral de Crimea y los acontecimientos de Donbass. Se puede admitir que Rusia se ha instalado cómodamente en Siria, si no lo estaba ya, demostrando una eficacia militar desconocida, fruto de las reformas castrenses de Putin.

La aproximación de Irán a la Media Luna Fértil, a las puertas de Israel, por Líbano y Siria, y los apoyos tradicionales a Hesbollah, Gaza y Cisjordania, junto con su potencialidad nuclear, no pueden más que terminar de perfilar un reto de tipo militar más que evidente; es positivo, y significativo, que el alivio que se produce con el reconocimiento de algún país del Golfo Pérsico al Estado de Israel precisará de nuevos esfuerzos en países más reticentes.

Los “chispazos” habituales entre Grecia y Turquía, por cuestiones territoriales relacionadas con materias primas, esta vez, no por ser un fijo producen menos desasosiego a los ribereños, y al Secretario General de la OTAN, que tendrá que utilizar sus buenos oficios; la deriva islámica de Turquía y sus operaciones en Libia y norte de Siria preocuparán probablemente más.

El terrorismo cuyo origen está en el yihadismo radical ha venido a reemplazar a los terrorismos de origen ideológico y étnico en el Mediterráneo, provocando conflictividad extrema en las aglomeraciones de población de la ribera norte de la cuenca, una vez liberadas las zonas territoriales del Estado Islámico en Irak y Siria.

El reto que significa un frente común contra este tipo de terrorismo, precursor en los años ochenta, supone una imbricación extrema entre las dos riberas mediterráneas, para combatirlo, pero también para acordar medidas de todo tipo al respecto, en una Unión Europea cada vez más disimétrica en lo político y en lo judicial.

Un reto estratégico sin duda, pues sus tres puntos de entrada y salida, Gibraltar, los Dardanelos y Suez, siempre han sido objeto de litigio y controversia, cuando no de alguna guerra; en el caso de Gibraltar, siempre reivindicado por España, para que entre otras cuestiones se cumpla la resolución de la ONU sobre descolonización de la Roca, y considerando el entorno, es perceptible que se están dando pasos, desde el Sur, para un aumento de la tensión, S-N y S-S, modificando condiciones previas de disuasión, pretendiendo extender las aguas marroquíes hacia las Islas Canarias, y las argelinas hacia la Baleares, a parte de una presión de la migración en condiciones inaceptables. Como acompañamiento, se produce una política exterior de hechos consumados, por parte de EEUU y Gran Bretaña, en dirección al reconocimiento de la soberanía del antiguo Sahara Español por parte de Marruecos, aspecto que no solamente puede ser ilegal, en el ámbito del derecho internacional, sino que creará tensiones con Argelia, aliado comercial de España de primer orden.

Finalmente, un reto cultural, de concepción de vida, del Sur, donde avanza el integrismo, frente al modernismo de la ribera norte, que no ha conseguido, a pesar del “big data, los ordenadores cuánticos, el internet de las cosas, la inteligencia artificial, etc, resolver el problema humano del Sur, que se expresa con toda su intensidad.

D. Nicolás Estévanez en la narrativa de Pérez Galdós (1868-1874)

Portada

PRÓLOGO

D. Benito Pérez Galdós, nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1843 y fallece en Madrid el 4 de enero de 1920. Es decir que en 2020 se cumple el centenario de su muerte.

¿Quién no ha leído al menos algunos de sus Episodios Nacionales?, fiel reflejo de la España decimonónica, de tal manera que todos ellos han llegado a ser considerados “fuentes” de bastantes hechos históricos, incluso de aquellos en los que no fue protagonista por no haber nacido. Pero desde luego en las mentes de los españoles, la batalla de Trafalgar, los sucesos del 2 de mayo, la batalla de Bailén y tantas otras, sucedieron tal como fueron narradas por el ilustre novelista, no en balde en su casa se respiraba el ambiente castrense, al ser hijo de un coronel del ejército y su hermano Ignacio llegó a ser Capitán General de Canarias entre 1900 y 1905.

El hecho de “emparentar” a Galdós con Nicolás Estévanez y Murphy, también militar, fue debido a que en 2005 el autor, pronunció una serie de conferencias sobre la vida del último, en las cuales, algunos de los asistentes, se llevarían una desilusión, porque lo tenían como “bandera” de la independencia de Canarias y se encontraron con que era un español con ideas revolucionarias y de carácter federal.

No tiene más pretensiones esta obra, sino ser un homenaje a Don Benito Pérez Galdós, a través de pasajes de distintos episodios, en donde fue protagonista, bien que a través de sus personajes.

La situación política española de 2020, tiene similitudes con la del “Sexenio Revolucionario” de 1868-1974, por ello sería bueno extraer “lecciones aprendidas”.

Este autor podría haber narrado, extrayendo de las fuentes periodísticas, de los legajos del Servicio Histórico Militar y de los textos de los Episodios Nacionales, todos los hechos que se producen a lo largo de los años del Sexenio, pero ha preferido que hablen los que verdaderamente los vivieron, es decir periodistas, los partes telegráficos, las proclamas y por supuesto la bella prosa de Galdós.

La misma contraseña y sin firewall: así fue el hackeo de una planta de agua que pudo envenenar una ciudad

  • Las pobres condiciones de ciberseguridad de una planta de agua en EEUU facilitan un hackeo que aumentó 100 veces la dosis de sosa cáustica en el suministro, aunque el agua envenenada no llegó a la población

El viernes 5 de febrero la planta de agua de Oldsmar, una ciudad de unos 15.000 habitantes del estado de Florida (EEUU), sufrió un ciberataque que pretendía modificar los niveles químicos del suministro. Los asaltantes lograron tomar el control del sistema informático que controla la instalación y aumentar 100 veces la dosis de hidróxido de sodio del agua, también conocido como sosa cáustica, compuesto que se utiliza para regular su acidez. Los operarios de la instalación se dieron cuenta inmediatamente de esta alteración y corrigieron los valores químicos del suministro antes de que envenenara el agua potable que consume la población.

El FBI y las autoridades locales están investigando el incidente, que ha elevado las alarmas por la facilidad con la que se produjo. Los datos publicados hasta el momento revelan que los ciberatacantes penetraron en el sistema a través de TeamViewer, un software que permite conectarse de forma remota a otro dispositivo, y que estaba instalado en uno de los ordenadores de la planta.

Este jueves, un informe de seguridad publicado por el estado de Massachusetts ha documentado que las prácticas de ciberseguridad de la instalación eran deficientes. «Todas los ordenadores compartían la misma contraseña para el acceso remoto y parecían estar conectadas directamente a Internet sin ningún tipo de protección firewall instalada», destaca. Además, esas contraseñas habían aparecido en varias bases de datos con claves robadas filtradas en Internet.

Pero los problemas no acababan ahí. Todos los ordenadores de las instalaciones tenían instalado Windows 7 de 32 bits, una de las versiones más antiguas del sistema operativo que todavía recibe actualizaciones de ciberseguridad. Este se considera un software desactualizado para una infraestructura crítica como una planta de agua. Tras el incidente, varios expertos han señalado que estas deficiencias de seguridad no son anecdóticas en las instalaciones de este tipo de EEUU: «En la industria, todos esperábamos que esto sucediera. Sabemos desde hace mucho tiempo que los servicios de agua municipales carecen de fondos y recursos insuficientes, y eso los convierte en un blanco fácil para los ciberataques», ha explicado un experto en ciberseguridad industrial a la agencia AP.

«Trabajo con muchas empresas de agua municipal para ciudades pequeñas, medianas y grandes. En muchos casos, tienen un personal informático muy reducido. Algunos ni siquiera cuentan con personal de ciberseguridad especializado», añadió.

Dos accesos diferentes en cinco horas

El informe sobre el ciberataque recoge que el cinco de febrero se produjeron dos accesos no autorizados al sistema informático de la planta de Oldsmar, con unas cinco horas de diferencia entre ellos. Al principio, los operadores de la planta no le dieron importancia, explicando que su supervisor a menudo accede de manera remota al software que controla la composición del agua para hacer pequeñas correcciones.

«El actor malicioso intentó aumentar las dosis de hidróxido de sodio a niveles muy altos. Esto fue rápidamente identificado como una intrusión no autorizada por el operador de la planta del sistema, quien actuó rápidamente para detener la amenaza antes de que la salud y la seguridad públicas se vieran comprometidas», documenta el informe. Este compuesto no es peligroso si está muy diluido en el agua, pero en altas dosis puede provocar intoxicaciones o incluso quemaduras permanentes en el sistema gastrointestinal.

No obstante, las autoridades recalcan que la población no estuvo en peligro, ya que el agua envenenada habría tardado entre 24 y 36 horas en llegar hasta la población, incluso si no se hubiera dado la rápida corrección de los operarios. Por el momento no se ha producido ninguna detención.

https://www.eldiario.es/tecnologia/contrasena-acceso-remoto-ciberataque-planta-agua-pudo-envenenar-ciudad_1_7212432.html

El papel de la Unión Europea AEME/21 LA SEGURIDAD EN EL MEDITERRÁNEO (2)

El mar Mediterráneo es considerado el vínculo que une los países cuyas costas se bañan en sus templadas aguas. Sin embargo, esa realidad se ve confrontada por la diversidad cultural, religiosa, económica y social entre las naciones situadas en las orillas del Mediterráneo. Esa diversidad es especialmente notable entre los países al norte del Mare Nostrum y los que están al sur y este de dicho mar, (…)

A modo de presentación

… rodeado por tres continentes: África, Asia y Europa. De los 20 estados soberanos ribereños, ocho pertenecen a la Unión Europea. Además, las aguas del Mediterráneo rodean varias islas que pertenecen a esos países. Además, muchos expertos consideran dentro del marco estratégico mediterráneo la región del Sahel en el sur y la vecina al Golfo Pérsico en el este. También es importante resaltar que al noreste del Mediterráneo hay estados que no son miembros de la Unión Europea. La mayoría de ellos se vieron muy afectados por los conflictos que se tuvieron lugar entre 1991 y 2001 en el territorio de la antigua Yugoslavia. Sucesivamente se desarrollaron dos guerras fratricidas que afectaron a las seis repúblicas que conformaban la República Federativa Socialista de Yugoslavia. Conocidas como guerras de la antigua Yugoslavia o guerra de los Balcanes no pueden olvidarse sus graves consecuencias y la inestabilidad remanente que afecta a la zona.

Sin incluir el mar Negro, el Mediterráneo abarca un área, de aproximadamente2,5 millones de km2 y tiene una longitud máxima de unos 3.860-3.900 kilómetros. Su anchura máxima es de 1.600 kilómetros y la distancia más corta entre Europa y África es de sólo 14 kilómetros en el estrecho de Gibraltar. La extensión del área mediterránea, incluso si se incluyen territorios adyacentes, es relativamente pequeña comparada con otras áreas estratégicas. Sin embargo, la diversidad humana, política, social y económica hacen que la zona se enfrente a múltiples y variadas amenazas.

Reconociendo la complejidad del proceso que originó el estallido de la “primavera árabe” a partir de finales del año 2010, sus inicios fueron profundamente alentadores y democráticos. Las revueltas tuvieron su origen en la frustración de la población ante la actuación de los regímenes autoritarios, de diverso signo, que han gobernado los países árabes desde su independencia. Cuando han pasado más de diez años de aquellos acontecimientos, existe la percepción de que en los países árabes sigue existiendo una frustración profunda causada por la corrupción, la presión demográfica, la ausencia de reformas y el deterioro del modelo económico y social. Por todo ello, es generalmente admitido que las movilizaciones volverán cuando se levanten las restricciones sanitarias existentes.

Desequilibrios y operaciones en el Mediterráneo

Como se ha mencionado, existen numerosos factores que afectan a la seguridad en el área mediterránea. Sin embargo, los expertos destacan como fuente de inestabilidad las notables diferencias existentes en el desarrollo económico de los países mediterráneos pertenecientes a la UE y aquellos que no lo son. El desequilibrio se puede apreciar fácilmente comparando el PIB (Producto Interior Bruto) per cápita[1]de Italia y Marruecos. Según datos macro de Expansión, el PIB per cápita de Italia el año 2019 fue de 29.660 Euros y el de Marruecos de 2.932 Euros. Estas cifras ayudan a entender en parte el flujo migratorio desde los países del Magreb y otros de la zona hacia la UE. Esa corriente migratoria en la mayoría de los casos es ilegal y está manejada por mafias que se aprovechan de la demanda existente para trasladarse a la UE. Ese tráfico ilegal ha sido y es la causa de graves tensiones en la zona. Como consecuencia de los naufragios de migrantes libios hace 6 años, se lanzó la Fuerza Naval de la UE en el Mediterráneo, (EUNAVFORMED) por decisión 2015/1778 del Consejo de la UE de 18 de mayo. Conocida como operación Sofia se puso en marcha el 22 de junio del mismo año y su cuartel general estuvo situado en Roma. El mandato para la operación finalizó el 31 de marzo de 2020. Su sucesora es la operación IRINI cuyo objetivo principal es aplicar el embargo de armas frente a la costa de Libia de conformidad con la Resolución 2292 (2016) del Consejo de Seguridad (CSNU). Además, IRINI contribuye a la desarticulación del modelo de negocio de las redes de tráfico ilícito y trata de personas mediante la recopilación de información y patrullas aéreas.

La Unión Europea como factor de estabilidad

La UE ha sido y es un factor esencial para la estabilidad y seguridad en el Mediterráneo, siendo su aportación principal diversos acuerdos y sus políticas específicas de colaboración. La Estrategia Global de la UE busca convertir la visión hacia esa y otras áreas en una acción común. El 17 de octubre de 2016, los ministros de Exteriores de la UE decidieron las prioridades estratégicas más importantes para la aplicación de la Estrategia Global de la UE[2]. Estas prioridades son la seguridad y la defensa, la creación de resiliencia estatal y social, el enfoque integrado de los conflictos y las crisis, el fortalecimiento de los órganos regionales cooperativos y una gobernanza mundial basada en normas. Para alcanzar esas prioridades, la Unión dispone de varios instrumentos entre los que se encuentran los Acuerdos de Asociación (AA) que son tratados entre la UE, sus Estados miembros y un país no miembro de la Unión. Su base legal está en el artículo 217 del Tratado de Funcionamiento de la Unión (TFUE). La UE tiene AA con: Albania (2009), Argelia (2005), Bosnia-Herzegovina (2015), Egipto (2004), Israel (2000), Jordania (2002), Líbano (2006), Montenegro (2010), Marruecos (2000), Macedonia del Norte (2004), Siria (1978 aunque los programas de cooperación fueron suspendidos en el año 2011), Túnez (1998), Turquía (1964 y en el marco para una Unión Aduanera en1995).

Por su parte, la Política Europea de Vecindad (PEV) pretende vincular los países de la Unión con Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Libia, Marruecos, Palestina, Siria Túnez. También existe una PEV con algunos países del este de Europa. La UE ofrece asistencia financiera a los países PEV siempre que cumplan con las condiciones de reforma gubernamental y económica, así como de transformación positiva. El proceso se basa en un Plan de Acción acordado tanto por Bruselas como por el país de destino.

Para finalizar, es preciso mencionar el Proceso de Barcelona o asociación euro- mediterránea que fue un proyecto de cooperación regional propuesto por el gobierno de España en la cumbre euro-mediterránea celebrada en Barcelona los días 27/28 noviembre de 1995. En ese marco se presentaron diversas posibles políticas relacionadas con el desarrollo económico, la lucha antiterrorista, así como la promoción de la democracia y los derechos humanos. Para reforzar y dar un nuevo empuje al Proceso de Barcelona, se propuso crear la Unión por el Mediterráneo (UpM) basada en la construcción de una asociación entre Europa y los países del contorno mediterráneo. El Consejo Europeo de los días 13/14 de marzo de 2008 retomó dicha iniciativa y la rebautizó Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo. La iniciativa recibió su espaldarazo durante la Cumbre de París para el Mediterráneo celebrada el 13 de julio de 2008. La Declaración tras la Cumbre fue suscrita por los jefes de Estado y de Gobierno de 43 países que representaban a más de 756 millones de ciudadanos.

La UE tiene el desafío de desarrollar y aplicar una política eficaz que, pese a las limitaciones existentes, logre asegurar o al menos mejorar la seguridad y la estabilidad en el Mediterráneo.

Madrid, 10 de febrero de 2021

Federico Yaniz Velasco

General del EA (R).

Exdirector adjunto del EMI

[1] Indicador económico que mide la relación existente entre el nivel de renta de un país y su población. Se usa habitualmente para medir la riqueza de un país,

[2] Ver Conclusiones https://data.consilium.europa.eu/doc/document/ST-13202-2016-INIT/es/pdf

Fuentes:

https://lacritica.eu/noticia/2288/aeme/21-la-seguridad-en-el-mediterraneo/el-papel-de-la-union-europea.html