Mes: marzo 2021 (Página 1 de 2)

Las fuerzas armadas francesas se preparan para una guerra de alta intensidad

https://www.lavanguardia.com/internacional/20210330/6616738/fuerzas-armadas-francesas-preparan-guerra-alta-intensidad.html?utm_term=botones_sociales

Hay otras señales de que las fuerzas armadas francesas se encuentran en medio de una transformación generacional. En enero, el Estado Mayor creó discretamente diez grupos de trabajo para examinar la preparación del país ante una guerra de alta intensidad. Los generales franceses consideran que tienen más o menos una década para adaptarse. Los grupos lo abarcan todo, desde la escasez de municiones hasta la resiliencia de la sociedad, incluido el hecho de si los ciudadanos están «preparados para aceptar un nivel de bajas que nunca hemos visto desde la segunda guerra mundial», dice uno de los participantes. El espectro de la guerra de alto nivel está ya tan extendido en el pensamiento militar francés que el escenario tiene su propio acrónimo: HEM, o «hipótesis de enfrentamiento mayor». Los presuntos adversarios no se identifican, pero los analistas no sólo apuntan a Rusia, sino también a Turquía o a un país del norte de África.

EL REGRESO DE CARTAGO: LA NUEVA POLÍTICA EXTERIOR DEL REINO UNIDO

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera

El 16 de marzo del 2021 el gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte presentó un nuevo documento donde se plasma cual será la estrategia de la política exterior y la defensa británica por los próximos 30 años. El documento se llama La Gran Bretaña Mundial en un mundo competitivo. Una revisión integral de las cuestiones de seguridad, defensa, desarrollo y política exterior.

Según el documento, los actuales líderes de Gran Bretaña consideran que China y Rusia son la principal amenaza para su país. A pesar de que el documento deja claro que debe dársele prioridad de la región Indo-Pacífica (la lucha contra China), se hace mucho énfasis en Europa del Este (la «contención» de Rusia).

Londres utilizará tanto las sanciones económicas como la presión militar en contra de sus enemigos. Para lograrlo, llevará a cabo una modernización de su armamento, tanto cibernético como espacial, naval y nuclear. Para el 2030 las fuerzas armadas británicas esperan contar con 260 ojivas nucleares. Por lo tanto, el ejército británico estará presente en todas partes del mundo y la isla británica se convertirá en «un país que se ocupe de la resolución de problemas y la administración de los conflictos a nivel mundial».

La Gran Bretaña Mundial y la sociedad abierta

El concepto de una Gran Bretaña Mundial no es para nada nuevo. Siempre ha sido el estandarte de una parte del poder conservador británico que estuvo a favor del Brexit. Debemos tener en cuenta que existían dos corrientes distintas que estuvieron a favor de la salida de Gran Bretaña de la UE: por un lado, estaban los populistas, los cuales estaban muy desilusionados de la UE como institución transnacional y liberal, y, por el otro, los ultra-liberales (también conocidos como neoconservadores). Para este último sector la UE no era lo suficientemente liberal, además de ser demasiado “continentalista” con respecto a Gran Bretaña que históricamente ha vinculado su destino a la defensa de su misión como potencia marítima, al mercado libre y a la promoción de la “democracia” en todo el mundo. Precisamente fueron estas fuerzas personificadas en el neoconservador británico e intelectual detrás del Brexit, Michael Gove, y el exalcalde de Londres, Boris Johnson, las que finalmente vencieron y arrojaron a un lado a los populistas que tenían ideas mucho más tradicionalistas como era el caso de Nigel Farrage. 

La estrategia actual de las élites de Gran Bretaña es convertir su país en una isla por donde pasen todos los flujos financieros, informáticos y de toda clase de «redes» mundiales (el término «network» se usa 52 veces en el documento), siendo una parte integral de las redes de seguridad internacional. La Chatham House (Real Instituto de Asuntos Internacionales) (1) había propuesto anteriormente varias ideas parecidas con respecto a la política internacional (siendo Gran Bretaña una especie de corredor global donde confluirían todas las contradicciones globales). Podemos decir que tanto el gobierno británico como el más importante grupo de expertos de su país sostienen las mismas ideas globalistas acerca del futuro de la Gran Bretaña.

El documento dice abiertamente que existe una «competencia ideológica» entre los poderes liberales y «autoritarios» contra las democracias, y que Londres debe convertirse en uno de los principales adalides de las «democracias» a nivel mundial. 

El documento dice que “el primer objetivo [de Gran Bretaña] como fuerza del bien proyectada hacia el mundo debe ser apoyar a todas las sociedades abiertas y proteger los derechos humanos”. 

El documento se caracteriza por sostener una imagen maniquea del mundo dividido en blanco y negro. En ese sentido los enemigos (es decir, Rusia y China) son considerados como el mal absoluto y los propios británicos son considerados como las «fuerzas del bien». Además, el concepto de «sociedad abierta» es mencionado a todo lo largo y ancho del documento. 

Misión de los Estados Púnicos y la «Gran Reconstrucción»

El 13 de noviembre del 2018 la Sociedad Henry Jackson discutió a profundidad el concepto de una Gran Bretaña Mundial desde una perspectiva geopolítica. La Sociedad Henry Jackson es un think tank muy influyente que cuenta entre sus miembros a varios parlamentarios británicos (entre ellos podemos contar con uno de los amigos de los investigadores de Bellingcat, el veterano de inteligencia militar anti-ruso Robert Seely), periodistas (como Mark Urban, uno de los confidentes de Skripal, que es especialista en cuestiones de inteligencia y asesinatos secretos), al exjefe de MI-6 Sir Richard Dearlove, al exjefe de la CIA James Woolsey, al neocon William Kristol y también algunos miembros que dirigen el Atlantic Council (organización prohibida en Rusia), además en este foro participó el cerebro detrás del Brexit: Michael Gove.

En esta reunión del 2018 el profesor Andrew Lambert, que pertenece a la Real Academia Militar de Sandhurst, la cual es la institución militar más prestigiosa del Reino Unido, expuso de forma detallada la misión histórica de Gran Bretaña como Sea Power (Poder del Mar) (2). Para Lambert, igual que para todos los que participaron en la reunión, el poder marítimo o Sea Power constituye una clase muy particular de identidad que asumieron en la antigüedad los fenicios y los cartagineses y posteriormente los venecianos, holandeses y británicos.

Esta identidad considera que el comercio es un principio fundamental. Los poderes marítimos creen que el mercado debe ser abierto igual a como el mar está abierto a la navegación. Además, los poderes marítimos no se caracterizas por el uso directo y abierto de las fuerzas militares, sino que más bien practican el equilibrio por medio del control de ciertos puntos nodales importantes. El pensamiento de los poderes «marítimos» intenta transferir los principios jurídicos del mar a las relaciones sociales terrestres, ya que en el mar no existen las fronteras y se desarrolla el libre comercio (aunque también se pueden mover libremente las fuerzas militares). Es interesante ver que este análisis retoma punto por punto las ideas de Carl Schmitt, quien describió el enfrentamiento entre la Tierra y el Mar como principios geopolíticos antagónicos.

Sin embargo, es increíble que la élite británica use abiertamente estas categorías y considere se vean a sí mismos como los continuadores del imperio comercial cartaginés que era enemigo de Roma. El profesor Lambert también considera que la Rusia actual es la continuadora de «Roma», mientras que el Occidente liberal es una especie de Cartago colectiva. China es considerada una potencia terrestre.

Todo esto ayuda a entender por qué Lambert defiende el rules‑based order, “un orden basado en reglas claras”. Este es el orden al que Londres siempre insta a que regresen tanto Moscú como Pekín.

Según Lambert el orden internacional no es solamente un «regalo» que el poder naval británico le dio al mundo. Todo ello fue construido por medio de los «barcos de vapor, los cables de telégrafos submarinos, las comunicaciones inalámbricas, los servicios bancarios y el transporte marítimo internacional y financiero».

Lambert dice que “el Reino Unido creó todos estos servicios porque hacían parte de sus intereses nacionales. No creamos nada de esto como un acto de caridad; el orden que está basado en reglas claras no es bueno en sí mismo, solo resulta bueno en la medida en que sirve a los propósitos por los cuales fue creado”.

La nueva estrategia de política exterior y de defensa de Reino Unido retoma varias de estas tesis, argumentando que «el sistema internacional que está basado en las reglas de juego creadas después de la Guerra Fría ha beneficiado muchísimo al Reino Unido y a otras naciones del mundo». Por lo que se entiende que tanto Rusia como China deben retornar al orden unipolar que antes existía y reconocer el dominio global de la ideología liberal como única ideología posible.

En este sentido, la «sociedad abierta» es entendida como una sociedad que debe estar sometida a las influencias externas, o a la autodestrucción, más o menos del mismo modo en que los británicos «abrieron» China en el siglo XIX con tal de imponer el libre comercio de opio. Los poderes marítimos favorecen la existencia de una sociedad abierta por las mismas razones por las que favorecían la apertura de los mares o el libre comercio.

También es interesante que la élite geopolítica británica se vea a sí misma como los continuadores de la misión de «conquista» de Cartago contra Roma. La antigua Cartago perdió, dice Andrew Lambert, pero sus sucesores han tenido un gran éxito al ser capaces de crear la civilización occidental moderna.

Ahora bien, resulta claro cuál es el papel que juega el príncipe Carlos como el artífice de la “Gran Reconstrucción”. El deseo de imponer a la fuerza la unipolaridad es ahora parte de la agenda de los liberales británicos y europeos (el príncipe Carlos y Klaus Schwab). Los Estados Unidos, a pesar de todo su poder, han demostrado que, después de haber elegido y apoyado a Trump, siguen siendo en el fondo demasiado provincianos y se encuentran demasiado atados a los principios «terrestres», algo que los diferencia muchísimo de la exmetrópoli. 

Un camino bastante problemático

Pero no debemos dejarnos engañar: esta independencia, o, mejor dicho, nueva autonomía de Londres con respecto a la política de Washington, tema en el que insisten los partidarios de una «Gran Bretaña Mundial», no debe subestimarse. Con esta autonomía Londres no está descartando a los Estados Unidos, simplemente pretende hacerlos retomar el camino que deben seguir. El decrépito imperio de los Estados Unidos, representado por el demente Biden, debe ser ayudado con tal de que no abandone su misión liberal como hegemón mundial. Así que ahora Gran Bretaña debe comenzar a asumir su responsabilidad como potencia marítima con tal de enfrentar a los poderes continentales que desafían el orden mundial.

Por lo tanto, Rusia debe estar muy pendiente de las actividades que desarrolle de ahora en adelante Gran Bretaña en Europa del Este y especialmente en Ucrania. Los servicios especiales británicos y sus fuerzas armadas han estado cooperando activamente con el régimen de Kiev desde hace mucho tiempo. En este sentido, el aumento de las tensiones militares alrededor del Donbass y la futura guerra que esta a punto de estallar sin duda se encuentra conectada con la nueva política que esta promocionando Londres. Los medios de comunicación ucranianos han escrito acerca de cómo la organización británico-holandesa Bellingcat está chantajeando a Vladimir Zelensky, además de que amenaza con abrir una investigación en su contra por supuestos hechos de «traición» durante su administración. También existen pruebas de que Zelensky está tratando de resolver todo esto con la ayuda del MI-6.

Otro de los grandes problemas que enfrenta Rusia es Turquía. Londres tiene la intención de ayudar a Ankara tanto en lo económico como en la seguridad, especialmente porque reconoce el rápido crecimiento de este país como potencia. Tras la publicación de la nueva estrategia de política exterior, el embajador británico en Turquía, Dominic Chilcott, dijo en Twitter que a Londres le gustaría “trabajar con Turquía, ya que es una potencia regional importante que puede ayudar a resolver los problemas de Chipre y Libia además de ayudar al fortalecimiento del sistema internacional basado en reglas de juego claras” (3).

Tampoco debemos olvidar que el actual jefe del MI-6, Richard Moore, fue embajador en Turquía, y Ersin Tatar, actual presidente de la República Turca del Norte de Chipre, quien estudió su secundaria en Inglaterra y curso sus estudios universitarios en Cambridge puedan tener alguna relación entre sí. Es importante tener en cuenta las redes de influencia británicas en los países árabes de Oriente Medio, incluida Siria. 

Ahora bien, es imposible ignorar la continua interferencia de Gran Bretaña en África y el «imperio» de PMC británicas que funciona sin ninguna interferencia en ese continente. 

Guerra informática

Es curioso señalar que en el documento publicado el 16 de marzo, el cual nos da a conocer la estrategia de la Gran Bretaña Mundial, exista una sección dedicada a un programa de contra desinformación y desarrollo de medios de comunicación (Counter Disinformation and Media Development programme). Este programa hace parte del Fondo de Conflictos, Estabilidad y Seguridad (Conflict, Stability and Security Fund) del Ministerio de Relaciones Exteriores Británicas, ministerio que es conocido por patrocinar a los Cascos Blancos que han apoyado a grupos de terroristas sirios.

El programa comenzó a funcionar en el 2017 y se encuentra dirigido contra los medios de comunicación que publican en ruso. Anteriormente, el portal estadounidense Grayzone (4) contaba con el apoyo de Reuters, BBC y Bellingcat, siendo todas ellas agencias financiadas por este programa de contra información.

Todos los años este programa cuenta con alrededor de 23-25 ​​millones de libras (su página oficial solo muestra una pequeña fracción de la cantidad de dinero que es proveída por la ODA – Official development assistance), que son gastadas en:

  1. Fortalecer los medios de comunicación independientes y las ONG;
     
  2. Interactuar con audiencias que son potencialmente vulnerables a la desinformación;
     
  3. Toda clase de proyectos de comunicación estratégica, incluido el seguimiento, la evaluación y la investigación de los medios de comunicación del enemigo;
     
  4. Interactuar con las partes que estén interesadas en el programa y evaluar los costos de implementación del mismo.

El sitio web del gobierno británico contiene muy poca información acerca de este programa y simplemente se dice que en el participan varias «ONG» y otras organizaciones afines. No obstante, la parte que está dedicada a los “costos de implementación del programa y los participantes que estén interesados en este” están en blanco. Simplemente se afirma que se los deja de lado por «razones de seguridad», lo cual parece indicar que los servicios especiales británicos están en contacto directo con los «interesados en este proyecto».

Entre los socios directos de este programa se encuentran la Foreign Office y el Ministerio de Defensa británico, lo que indica que todo esto forma parte de una guerra informática dirigida en contra de Rusia. Y esta guerra no solo va a continuar, sino que también comenzará a intensificarse en los próximos años.

El documento La Gran Bretaña Mundial en un mundo competitivo. Una revisión integral de las cuestiones de seguridad, defensa, desarrollo y política exterior indica que Londres está tratando de fortalecer su papel en el escenario internacional, siendo una de las principales fuerzas liberales que promueven la “Gran Reconstrucción”. Eso significa que ahora se ha declarado una guerra abierta tanto contra Rusia como contra China. Esta guerra adquiere en el frente ideológico la forma de una lucha a favor de la «democracia» global y la «sociedad abierta» como «fuerzas del bien» que deben eliminar al mal. En ella no se tomará ningún prisionero. Cartago dice que “Roma” debe ser destruida. 

Notas:

1. https://www.chathamhouse.org/2021/01/global-britain-global-broker

2. https://henryjacksonsociety.org/members-content/the-future-of-global-bri…

3. https://twitter.com/DChilcottFCDO/status/1372091995443855361

4. https://thegrayzone.com/2021/02/20/reuters-bbc-uk-foreign-office-russian-media/

Fuente: https://katehon.com/

https://www.geopolitica.ru/es/article/el-regreso-de-cartago-la-nueva-politica-exterior-del-reino-unido

Decreto-ley 4/2021, de 23 de marzo, por el que se adoptan diversas medidas, con carácter urgente y extraordinario, como consecuencia de la situación ocasionada por el coronavirus (COVID-19), y se modifican otras disposiciones normativas.

La llegada del coronavirus (COVID-19) que derivó de la declaración de pandemia por parte de la OMS hace ya más de un año, el 11 de marzo de 2020, ha supuesto un gran reto para el mundo. Para limitar sus efectos negativos en la salud de las personas ha sido necesario adoptar severas medidas limitando la movilidad de las personas. El pasado 25 de octubre el Gobierno de la Nación aprobó el Real Decreto 926/2020, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, con el fin de hacer frente a la tendencia ascendente del número de contagios y casos confirmados de coronavirus (COVID-19) así como contener la progresión de la enfermedad y reforzar los sistemas sanitarios y sociosanitarios. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 2.2 del citado Real Decreto, en cada comunidad autónoma y ciudad con estatuto de autonomía, la autoridad competente delegada será quien ostente la presidencia de la comunidad autónoma o ciudad con estatuto de autonomía, en los términos establecidos en dicho Real Decreto. Por su parte el apartado 3 del referido artículo establece que las autoridades competentes delegadas quedan habilitadas para dictar, por delegación del Gobierno de la Nación, las órdenes, resoluciones y disposiciones para la aplicación de lo previsto en los artículos 5 a 11. Posteriormente, el pasado 3 de noviembre se aprobó el Real Decreto 956/2020, por el que se prorroga el estado de alarma declarado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, que extiende la aplicación de las medidas establecidas desde las 00:00 horas del día 9 de noviembre de 2020 hasta las 00:00 horas del día 9 de mayo de 2021.

Leer el Decreto-Ley de la Junta de Andalucía en el siguiente enlace.

https://www.juntadeandalucia.es/boja/2021/525/BOJA21-525-00083-5396-01_00189290.pdf?utm_campaign=decreto-ley-medidas-y-modificaciones-normativas_2&utm_medium=email&utm_source=acumbamail

Este Decreto contiene el desarrollo legislativo de algunas de las medidas que acordamos en el ámbito del diálogo social el pasado lunes 22 de marzo, con la firma del Acuerdo Andaluz de Medidas Extraordinarias en el marco de la Reactivación Económica y Social.

En concreto:
– Medidas extraordinarias para el sector turístico, con tres líneas de subvenciones (art. 1 y sgs)
  o Ayudas a empresas organizadoras de actividades de turismo activo
  o Ayudas a casas rurales
  o Ayudas a guías de turismo

– Medidas para el mantenimiento del empleo asalariado en empresas afectadas por un ERTE tras la declaración del estado de alarma (art. 25 y sgs.)

– Medidas para compensar la pérdida de renta de las personas trabajadoras por cuenta ajena afectadas por ERTE y las fijas discontinuas (art, 47 y sgs). Esta medida no tiene como destinataria a la empresa.

Asimismo, se incluyen otras medidas de interés empresarial:

– Bonificación de la tasa fiscal sobre juegos (art. 55)
– Medidas para escuelas hogar y centros concertados de educación especial o con planes de compensación educativa para la prestación del servicio de comedor escolar (art. 56).

También en las Disposiciones Finales se contienen cambios normativos que afectan a sectores empresariales, en concreto se modifican:

– Decreto de Hoteles (Disposición Final primera, pág. 59)
– Bono Turístico (Disposición Final tercera pág. 61)
– Campamentos turísticos (Disposición Final cuarta, pág. 63)
– Audiovisual (Disposición Final séptima, pág. 65)

El resto de disposiciones finales hacen referencia a cambios normativos de mayor contenido técnico jurídico sobre subvenciones en el litoral en el marco de los PDR, contabilidad de las entidades del sector público y derecho sancionador en materia COVID,

¿Qué fracasó en la estrategia de vacunación europea y cómo pueden rectificarse los errores?

La cumbre de jefes de Estado y gobierno europeos que se celebra este jueves y viernes aborda una cuestión en la que han pasado del optimismo a la frustración en lo poco que va de 2021. Se trata del plan de vacunación lanzado por la Comisión Europea el año pasado, que se ha encontrado con importantes retrasos e incumplimientos en el suministro de vacunas. A día de hoy, los Estados miembros no logran mantener un ritmo de vacunación comparable al de países como Reino Unido o Estados Unidos, debido sobre todo a la lentitud de la distribución. Preguntamos a diferentes expertos por qué se atascó la estrategia europea y cómo puede enderezarse.

Opinan: Laura Ballarín, Enrique Feás, Raquel González, Jeffrey V. Lazarus, Stefan Lehne, Javier Padilla, Niclas Frederic Poitiers y Adrián Alonso Ruiz.

Panorama Geopolítico de los conflictos 2020, del Instituto Español de Estudios Estratégicos

Videos de las presentaciones de los capítulos:

Introducción.- Francisco José Dacoba Cerviño

El Ártico como espacio de conflicto geopolítico.- Federico Aznar Fernández-Montesinos

El agua del Tíbet: un recurso vital para China.- María del Mar Hidalgo García

Conflictividad en la frontera sur de Turquía.- Felipe Sánchez Tapia

El golfo Pérsico: una guerra fría en aguas recalentadas.- José Ignacio Castro Torres

Afganistán: un conflicto interminable, una paz…, ¿imposible?.- Juan Alberto Mora Tebas

El conflicto indo-pakistaní: la historia interminable.- José Pardo de Santayana

Libia: ¿una espoleta activa en un Mediterráneo inestable?.- Pedro Sánchez Herráez

Completa exposición en el enlace siguiente:

https://t.co/NOf4S6oysP?ssr=true

El cambio climático y la cuenca del Mediterráneo: un asunto de seguridad humana

Resumen:
El cambio climático es un fenómeno global que afecta a todo el planeta. La cuenca del Mediterráneo presenta una extrema vulnerabilidad ante sus efectos, lo que supondrá una amenaza a la seguridad humana de la región. Los efectos del cambio climático amenazarán la libertad de vivir sin penuria y sin miedo y a la dignidad humana. Por consiguiente, es primordial que se analicen los efectos del cambio climático desde una perspectiva de la seguridad humana emplazando al ser humano al centro de las políticas de adaptación y mitigación. El efecto multiplicador que el cambio climático puede tener en la región del norte de África y Oriente Medio podría representar una amenaza para la estabilidad de la UE. Por esa razón, la UE se presenta como un importante actor que, con unas políticas y una acción bien dirigida, puede contribuir a la cooperación regional potenciando así la disminución del riesgo que comporta la vulnerabilidad climática de la cuenca del Mediterráneo.

Guerau Cabrera Cuadrado*
Institut Barcelona d’Estudis Internacionals (IBEI)
Becario en el Área de Análisis Geopolítico, DICOES / SEGENPOL

http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2021/DIEEEO36_2021_GUECAB_Cambio.pdf

Este tema de la seguridad humana fu tratado en las IX Jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación.

Autonomía Estratégica Europea: ni contigo, ni sin ti…

Resumen:
Los enormes cambios geopolíticos que se han vivido en el panorama internacional en las últimas décadas no podían dejar de afectar, radicalmente, a la Unión Europea en el nuevo escenario global. Y no solo en lo que a los aspectos concretos de su Seguridad y Defensa se refiere, sino también a su papel como un actor más en dicho panorama. Pero un actor que quiere ser relevante y que quiere expresarse con una voz propia en defensa de sus intereses.
La Autonomía Estratégica de la Unión ya no ha de ser considerada exclusivamente en términos de capacidades militares. La complejidad de los retos que plantean las nuevas potencias comerciales y tecnológicas, así como sus desafíos geopolíticos, obligan a ampliar el foco. La ambición europea no puede limitarse a un mero acompañamiento al poderoso aliado del otro lado del Atlántico. Pero… ¿quién dijo que esto iba a ser fácil?

Francisco José Dacoba Cerviño*
General de Brigada ET
Director del IEEE
@fran_dacoba

http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_analisis/2021/DIEEEA13_2021_FRANDAC_Autonomia.pdf

Protectorado español de Marruecos. Centenario de la Guerra del Rif 1921

No hubo responsabilidades políticas. 10.973 soldados españoles y 2.390 soldados indígenas murieron en el Rif en aquel verano de 1921.

España nación protectora del norte de Marruecos por convenio con Francia de 1912 y aceptación por el Sultán Muley Ben Hassan Abdelaziz en 1913. El Raisuni controla la Yebala y Abd el Krim el Rif. El 12 de enero de 1921, las tropas del General Silvestre, Comandante General de Melilla desde 1920, ocupan Afrau a unos diez kilómetros de Annual. El 15 de enero ocupan Annual sin encontrar resistencia.

A primeros de marzo, Silvestre hace llegar al Alto Comisario y Jefe del Ejército de África, General Berenguer, su plan para desplegar en el Rif. Berenguer solo autoriza tomar Alhucemas. Sin embargo, el día 12 Silvestre ocupa Sidi Dris, enclave costero cerca de Annual.

El 2 de junio la columna del Comandante Villar, de la Policía Indígena, toma Abarrán dejando dos compañías. Los rifeños atacan por sorpresa. Se produce una desbandada y Villar pierde el control de la situación. Casi todos sus oficiales mueren. El 5 de junio Silvestre y Berenguer se reúnen a bordo del crucero Princesa de Asturias. Los refuerzos que pide Silvestre son rechazados. Berenguer mantiene al grueso del Ejército de África en la Yebala para controlar a El Raisuni e informa al Ministro Marichalar que “Actualmente, nada ofrece que pueda ocasionar la menor alarma o inquietud”. Silvestre, disconforme, ordena fortificar Igueriben a cinco kilómetros de Annual.

A primeros de julio Igueriben es cercado por harkas. No hay agua, ni comida, ni forma de apoyarles. La guarnición sale a la desesperada. Algunos oficiales se suicidan. Unos pocos soldados llegan a Annual, donde Silvestre ordena el día 22 “resistir”. Esto provoca la huida de algunos oficiales. Otros, se mantienen en sus puestos, pero la Policía Indígena deserta. La desbandada es incontenible. Silvestre, que ha visto caer muertos a sus ayudantes y ve agonizar a sus tropas se suicida de un disparo. Por la tarde, el general Navarro, segundo jefe de la Comandancia de Melilla, toma el mando.

En Dar Drius Navarro ordena el día 23 la retirada, confía alcanzar Fuerte Arruit a solo 38 kms de Melilla. Los rifeños atacan en Igan. El Regimiento de Caballería Alcántara, con el teniente coronel Primo de Rivera al frente de 700 cazadores, cargará hasta la extenuación para proteger la retirada de las fuerzas, muriendo el 90% de la unidad y consiguiendo en el año 2012, la Laureada colectiva.

El 22 de julio Berenguer reconoce la situación desesperada en el Rif y ordena el envío de refuerzos. El 24 de juliola I y II Banderas de la Legión, al mando de los comandantes Franco y Fontanés, llegan desde Ceuta. El 25 desembarca un Tabor de Regulares de Ceuta y un Regimiento de Infantería de Málaga. El General Sanjurjo llega a Melilla el 26 y toma el mando de las Fuerzas. Finalmente el 28 las fuerzas de Navarro consiguen llegar a Arruit. Berenguer informa al Ministro Marichalar del plan de operaciones para rescatar a las Fuerzas de Navarro y solicita el apoyo de fuego del acorazado Alfonso XIII. Entre tanto, el 2 de agosto el destacamento de Nador, a 15 Kms de Melilla, se rinde; el 3 de agosto los pocos españoles que quedan en Zeluán, posición entre Arruit y Nador, capitulan, el resto están muertos. Marichalar informa a Berenguer el 4 de agosto que el Ministro de Marina, Fernández Prida, no proporcionará el apoyo de la Marina.

Ante la caída de Nador y Zeluán y la falta de apoyo naval no se acude en ayuda de Arruit. El 9 de agosto Navarro se rinde convencido de que los rifeños les respetarán. Los españoles dejan las armas y salen del Fuerte. Tres mil hombres son vilmente asesinados. A Melilla llegan 69 supervivientes y los rifeños toman 18 prisioneros, Navarro entre ellos. Sin embargo en poco más de un mes las Fuerzas españolas retoman Nador y en octubre el Gurugú, Zeluán y Monte ArruitAnnual no se ocupará hasta cinco años después.

El 24 de agosto se ordena al general Picasso que no incluya al Alto Mando en la investigación de los hechos acaecidos en la Comandancia de Melilla. Picasso concluye el sumario el 23 de enero de 1922 y el 10 de julio se constituye, en el Congreso de los Diputados, una Comisión de Investigación para dilucidar “responsabilidades políticas”. No se exigen a nadie. Picasso da fe en el expediente de actos heroicos sublimes, la mayoría silenciados, pero también de negligencias abrumadoras y de cobardías infames, todas ellas sobreseídas o indultadas.

En el sumario que se encarga en 1923 al general auditor Ayala se encausó a los generales Berenguer y Navarro. La amnistía de 1924 exoneró a Berenguer y a todos los oficiales procesados. Navarro había sido absuelto en el sumario anterior y Silvestre se había suicidado. No hubo responsabilidades políticas. 10.973 soldados españoles y 2.390 soldados indígenas murieron en el Rif en aquel verano de 1921.

Las victorias tienen muchos padres, las derrotas son huérfanas”.

Luis Feliu Bernárdez. Academia de las Ciencias y las Artes Militares

https://www.larazon.es/opinion/20210323/43eboeuiqjdcvozcajtn536ake.html

Retos a la seguridad en el Mediterráneo

General de División (R) Ricardo Martínez Isidoro de la Asociación Española de Militares Escritores.

En el Mediterráneo coinciden, desde el fin de la Guerra Fría, múltiples factores que hacen de esta región del Mundo un crisol de retos permanentes a la Seguridad.

Su pertenencia a tres mundos diferentes, en una zona donde se intersectan conflictos regionales seculares, donde se produce la resonancia de los últimos vestigios de la bipolaridad mundial, ahora renovados por el deseo de recuperación de la Gran Rusia, donde se manifiesta la realidad de la diferencia de potencial entre el Norte y el Sur, coinciden también los vestigios del enfrentamiento entre las tres religiones de Abraham, ahora potenciado por el acceso de actividades violentas, ya sean conflictos abiertos o terrorismo transnacional; además los enfrentamientos bilaterales, que debilitan a la OTAN, los retos que suponen la extensión de las aguas territoriales, en búsqueda del ansiado dominio de las materias primas fundamentales ,etc, a los que España no es ajena por su vinculación estratégica a una de las llaves del Mediterráneo, Gibraltar, y por su vocación africana.

En cualquier caso, el escenario mediterráneo no es lineal, no se puede atribuir, y mucho menos exigir, jerarquía alguna a ninguna instancia concreta, así como tampoco los conflictos quedan atenuados en la inmensidad de otros océanos, como sucede en el Atlántico e Indopacífico; sin embargo los acontecimientos que allí se producen tienen una repercusión mundial, casi instantánea, y no solo por el efecto de la globalización, sino porque son asuntos próximos y vitales para los países ribereños.

Tampoco existe un fin común entre aquellos que pueblan la cuenca, como no sea el deseo de paz y progreso, y en varios casos el de supervivencia de ciertos regímenes, que marcan una cierta autarquía, en general, hacia la ausencia de un principio unificador.

Las corrientes N-S, y viceversa, son prácticamente bilaterales y es precisamente en ese ámbito, y en el S-S, donde se producen la mayoría de las conflictividades. El enfrentamiento político Rusia-OTAN es patente y puede materializarse de forma inopinada, merced a las políticas de vigilancia mutua con medios militares cercanos, aunque ya sea un hecho el conflicto en el ciberespacio, que ha fomentado la organización de estructuras ad hoc de defensa y ataque.

No existen instituciones regionales que representen a todos los países, solo parcialmente, prácticamente persisten iniciativas tipo conferencia que a su vez subsisten lánguidamente, con la excepción, limitada quizás, de la OSCE, ya organización, ante un mundo, en el Sur, menos organizado, que en este siglo alcanzará los mil millones de habitantes.

Existen por tanto tres mundos diferentes, con características distintas de geografía, religión y concepciones políticas, que dan lugar a retos a la seguridad de carácter demográfico, político, estratégico, militar y cultural, y que hacen de esta cuenca un cruce de caminos de conflictividad latente.

El reto demográfico, tan analizado y poco solucionado en los últimos 40 años, ha explosionado a las puertas de la ribera norte, sin que se atisbe una solución futura admisible; el envejecimiento de Europa y el diferencial económico, y juventud, del Sur, deberían complementarse, pero se asiste a una ausencia de soluciones comunes, siendo esto un fracaso en la evolución del espíritu europeo.

Un reto económico, magnificado por las implicaciones de la actual pandemia, y sus secuelas, por el subdesarrollo y la mala repartición de las riquezas del Sur, en donde no terminan de ser suficientes los mercados inter árabes para la absorción de su impulso vital; la inestabilidad de ciertos regímenes, incluso después de las “primaveras árabes”, de graves implicaciones para Libia y Siria, es también patente, impidiendo que la política deje paso a la economía.

La “nueva hostilidad OTAN RUSIA”, con la pérdida del poder catalizador de la propia UE al respecto, es un desafío permanente a iniciativas más pacificadoras que debían haber ganado terreno en dirección a la democracia plena de la Federación Rusa, sin los temores del Este a lo que esto pueda significar.

La irrupción del poder militar, y diplomático, de Rusia en el conflicto ancestral entre Irán y Arabia Saudita, eminentemente religioso, ha sin duda tenido algún éxito en términos concretos, pero ha supuesto la polarización de Oriente Medio en términos prácticamente de Guerra Fría, con las implicaciones que supone para el Mediterráneo, cuyo acceso desde el Mar Negro se ha convertido, de nuevo, en una zona de litigio, ya de por sí complicada por la anexión unilateral de Crimea y los acontecimientos de Donbass. Se puede admitir que Rusia se ha instalado cómodamente en Siria, si no lo estaba ya, demostrando una eficacia militar desconocida, fruto de las reformas castrenses de Putin.

La aproximación de Irán a la Media Luna Fértil, a las puertas de Israel, por Líbano y Siria, y los apoyos tradicionales a Hesbollah, Gaza y Cisjordania, junto con su potencialidad nuclear, no pueden más que terminar de perfilar un reto de tipo militar más que evidente; es positivo, y significativo, que el alivio que se produce con el reconocimiento de algún país del Golfo Pérsico al Estado de Israel precisará de nuevos esfuerzos en países más reticentes.

Los “chispazos” habituales entre Grecia y Turquía, por cuestiones territoriales relacionadas con materias primas, esta vez, no por ser un fijo producen menos desasosiego a los ribereños, y al Secretario General de la OTAN, que tendrá que utilizar sus buenos oficios; la deriva islámica de Turquía y sus operaciones en Libia y norte de Siria preocuparán probablemente más.

El terrorismo cuyo origen está en el yihadismo radical ha venido a reemplazar a los terrorismos de origen ideológico y étnico en el Mediterráneo, provocando conflictividad extrema en las aglomeraciones de población de la ribera norte de la cuenca, una vez liberadas las zonas territoriales del Estado Islámico en Irak y Siria.

El reto que significa un frente común contra este tipo de terrorismo, precursor en los años ochenta, supone una imbricación extrema entre las dos riberas mediterráneas, para combatirlo, pero también para acordar medidas de todo tipo al respecto, en una Unión Europea cada vez más disimétrica en lo político y en lo judicial.

Un reto estratégico sin duda, pues sus tres puntos de entrada y salida, Gibraltar, los Dardanelos y Suez, siempre han sido objeto de litigio y controversia, cuando no de alguna guerra; en el caso de Gibraltar, siempre reivindicado por España, para que entre otras cuestiones se cumpla la resolución de la ONU sobre descolonización de la Roca, y considerando el entorno, es perceptible que se están dando pasos, desde el Sur, para un aumento de la tensión, S-N y S-S, modificando condiciones previas de disuasión, pretendiendo extender las aguas marroquíes hacia las Islas Canarias, y las argelinas hacia la Baleares, a parte de una presión de la migración en condiciones inaceptables. Como acompañamiento, se produce una política exterior de hechos consumados, por parte de EEUU y Gran Bretaña, en dirección al reconocimiento de la soberanía del antiguo Sahara Español por parte de Marruecos, aspecto que no solamente puede ser ilegal, en el ámbito del derecho internacional, sino que creará tensiones con Argelia, aliado comercial de España de primer orden. Finalmente, un reto cultural, de concepción de vida, del Sur, donde avanza el integrismo, frente al modernismo de la ribera norte, que no ha conseguido, a pesar del “big data, los ordenadores cuánticos, el internet de las cosas, la inteligencia artificial, etc, resolver el problema humano del Sur, que se expresa con toda su intensidad.

« Entradas anteriores