Categoría: Comunicación

LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

F. Javier Blasco, coronel (r) 8 de mayo de 2022

Coronel Francisco Javier Blasco

Las dos grandes guerras que el siglo pasado asolaron Europa tuvieron como causa u origen un hecho, que para muchos era nimio o sin importancia, aunque poco a poco, se iba agrandando y expandiendo.

Hace muchos días, demasiados, que internacionalmente se especula con la certera posibilidad y probabilidad de que una intervención directa o en fuerza por parte de la OTAN, la UE o de un estado independiente como EEUU, en la guerra de Ucrania, podría ser el motivo o el detonante de llevar al mundo a la III Guerra Mundial.

Es más, es la principal razón o excusa esgrimida por los próceres de los países aliados y todas las Organizaciones Internacionales, incluso la misma ONU, con la que se trata de dar un cerrojazo, a todas luces falso, a una incomprensible situación, por la que, oficial y realmente, se abandona a su suerte a un país occidental, lindante con la OTAN y la UE, que con un gran desequilibrio inicial de fuerzas, está siendo masacrado -sin ni siquiera una declaración formal de guerra- ante la impávida postura de una sociedad que se conforma con dicho pensamiento.

Situación vergonzosa, que, de paso, mantiene de forma semi oculta la esperanza que, con unos cuantos apoyos por su parte, sean aquellos pobres infelices, los que contengan, masacren y finalmente derroten a un “potente” ejército, el ruso, que nos amenaza constantemente a todos, sin que este acto bélico final nos cueste una sola baja personal, ni que un solo proyectil de su artillería caiga en nuestro territorio.           

Aquellos que dedicamos algo más de un rato a observar la evolución de los acontecimientos, a la intensidad y variaciones en los enfrentamientos de diversa índole a lo largo y ancho del mundo, al desarrollo de las capacidades, precisión y alcance de los nuevos armamentos y a la aplicación y desarrollo de las nuevas tácticas, técnicas y procedimientos en los conflictos interpretados por viejos y nuevos actores en las guerras, hace tiempo que hemos llegado a diversas conclusiones -que se pueden encontrar en lo mucho escrito y publicado- sobre la guerra y los enfrentamientos globales en el futuro, a corto y medio plazo.

Existe una casi total unanimidad en la mayor parte de los autores y variopintos expertos o entendidos, por la que la guerra del futuro cambiará y mucho los grandes conceptos de la estrategia bélica, los cuales, durante varios lustros, han sido considerados como inamovibles.   

Con carácter general, y a modo de resumen, se puede afirmar que la guerra total, las nuevas armas tecnológicas, de bajo coste y de mucha rentabilidad dados los efectos que proporcionan, la economía, así como un amplio uso del espectro electrónico y la información, adecuadamente manoseada, y dirigida tendrán mucho que decir en tales enfrentamientos.

Debido a la globalización y a la enmarañada interconexión entre los estados, la economía, las sanciones y restricciones económico-comerciales directas, los vetos o dificultades a los intercambios comerciales y las relaciones políticas entre los grupos resultantes de países o bloques enfrentados en la arena de los conflictos, no solo jugarán un papel importante, dado que se verán limitadas en sus capacidades reales para iniciar y en alimentar el conflicto a medio y largo plazo; sino porque, además, y en función de las medidas adoptadas por la Comunidad Internacional (CI), sufrirán grandes cambios, graves presiones y hasta una posible quiebra o una gran merma económica en alguno o varios de los países implicados.

No obstante, o como consecuencia de la libertad de mercado entre los diversos estados así como por las mutuas dependencias energéticas y económicas, incluso con o entre países situados en las antípodas político sociales, dichos lazos supondrán un gran hándicap a la hora de tratar de imponer vetos o sanciones económicas a los países implicados en agresiones o conflictos por dicho u otros motivos.  

La existente interconexión o gran dependencia en el mundo para todo tipo de actividad económica o social, para las relaciones o intercambios comerciales, los descubrimientos de la ciencia, el manejo o expansión de las pandemias o cualquier otro fenómeno que podamos imaginar, también aparecerán de inmediato y jugarán un gran papel en la posible extensión y consecuencias de los conflictos. Todo el mundo se verá afectado de una forma u otra, y nadie puede mirar para otro lado mientras un conflicto importante suceda en cualquier rincón del mundo.  

Las poblaciones civiles se verán afectadas, e inmediatamente, millones de refugiados y desplazados internos, antes incluso de iniciarse el conflicto, se pondrán en marcha y abandonarán sus hogares en busca del cobijo que su propio país no sea capaz de garantizar; lo que, sin duda, contribuirá a desestabilizar las relaciones internas y externas del propio país y en los de su entorno.

Los grandes enfrentamientos en masa de ejércitos, unos contra los otros a campo abierto con amplitud de preparaciones artilleras y unidades mecanizadas o acorazadas implicadas durante largas jornadas de lucha, raramente se darán y se verán limitadas a momentos o situaciones puntuales, como preludio o complemento de una acción vital.   

La propaganda, las medidas de decepción, el engaño y el abuso en el empleo de las redes muy infectadas de falsa información y tomando parte en uno u otro sentido a modo de marketing o justificación, son herramientas que se usarán profusamente en los nuevos conflictos, incluso desde antes que estos se lancen o alcancen fases importantes; ya desde su preparación y durante toda la ejecución.

La observación electrónica, por satélite o por las trazas dejadas en los medios de comunicación, sistemas de orientación, navegación y localización particulares, serán elementos a tener muy en cuenta por los grandes rendimientos que se pueden obtener de una explotación adecuada de forma sigilosa y sin dejar traza de que se está observando y monitorizando directamente la pieza a caza.

El efecto CNN, por el que los conflictos de relevancia, se retransmiten en directo de forma pública y sin control alguno, es un medio de inteligencia basado en fuentes abiertas (OSINT) de gran rendimiento a efectos de localización de fuerzas y en la determinación de los principales esfuerzos y escenarios. Cosa similar, ocurre con el seguimiento de las comunicaciones privadas (incluyendo videos, chats y fotografías) entre los propios combatientes con sus superiores, familiares y amigos.

Las armas de alta precisión serán una pieza fundamental para el derribo de aeronaves poco protegidas, ataques selectivos o a buques rodeados de deficientes o ningún medio de protección; e inclusive, para crear el caos al atacar masas de carros de combate, expuestos al fuego por todos los flancos, incluso por debajo o sobre ellos.

Las unidades especiales de los tres ejércitos, fáciles y rápidas de mover de un escenario a otro, suplirán a los grandes movimientos en masa y tendrán un papel muy importante en la conquista de objetivos a distancia, siempre que sean rápida y debidamente relevadas por unidades más protegidas y con mayor capacidad de resistencia a las reacciones del enemigo,

Los cambios en las exigencias, necesidades y en la forma de vivir, de descanso, en la alimentación de las personas y en la aplicación directa de la asistencia sanitaria al combatiente, requieren unas cadenas logísticas demasiado pesadas, largas, continuas y eficientes. Si estas fallan, la guerra se para, tal y como se demostró en las dos guerras del golfo, posteriormente en la larga campaña en Afganistán y más recientemente, en la guerra en Ucrania.

La guerra centralizada tanto en el planteamiento como en la ejecución tiene sus días contados. La descentralización en la segunda fase es casi una exigencia irrenunciable siempre que se pretenden unos resultados más que aceptables.

La inteligencia y el espionaje en todas sus modalidades, si bien siempre han sido un arma fundamental en la identificación de los posibles conflictos y en descubrir los potenciales o probables movimientos del enemigo, tomará un papel mucho más importante en la prevención y conducción de los futuros conflictos a gran escala para descubrir o desbaratar las verdaderas y cambiantes intenciones ocultas.

El empleo o amenaza de las armas de destrucción masiva, en especial las nucleares, jugará un papel importante en la disuasión para intervenir o no de forma directa en los conflictos, a pesar de que haya un sentimiento generalizado de que nadie, con dos dedos de frente, salvo un loco de remate, las llegue a emplear. Su uso, supondría un enfrentamiento de fatales consecuencias para todos los contendientes, incluso peor para aquel que las llegase a usar en primer lugar por la descontrolada respuesta que puede originar. No se descarta el uso de armas biológicas o químicas por el gran poder de penetración que causan de forma más o menos rápida y silenciosa, sin apenas peligro para el que las inocula y porque pueden llegar a poner a países o continentes enteros en cuarentena u ocasionar centenas de miles de muertos.

La capacidad de intervenir en los conflictos por parte de los organismos internacionales es y será cada vez menor. Su papel, organización, composición y misiones, ideadas para mediados del siglo pasado, han demostrado su obsolescencia e irrelevancia casi un siglo después. Sus sistemas de toma de decisiones se han mostrado totalmente ineficaces, incluso para montar misiones humanitarias de emergencia.

Si, más o menos, estas han sido las conclusiones o predicciones a las que últimamente se ha llegado sobre los parámetros en los que se moverán los grandes conflictos del futuro y, si, además, son aceptadas por muchos o la mayoría de los que hacen análisis y deducciones, fácilmente podríamos conformar el escenario en el que se moverá, con algunas ligeras excepciones, la III Guerra mundial. Pero, si nos detenemos un instante y se comparan con lo que actualmente está sucediendo en la guerra de Ucrania, mucho me temo, que no tenemos más remedio que aceptar, que la CI, por mucho que haya vacilado y maniobrado, no ha podido evitar que la temida y tan cacareada III Guerra Mundial ya haya comenzado y se está batiendo en Ucrania como escenario principal.

Gestionando el caos (I)

Nuevo libro del Dr. Rafael Vidal Delgado.

La Cruz del trabajo, dibujo de Juan Cutanda, publicado en la Ilustración Española y Americana de 1897

ÍNDICE

CAPÍTULOPÁGINA
PRÓLOGO13
INTRODUCCIÓN21
CAPÍTULO 1º. ANTECEDENTES DE SITUACIONES DE CRISIS29
Un nueva actitud29
Concomitancias con el quehacer militar33
Antecedentes históricos36
El Sistema de Conducción de Crisis Español41
Conclusión50
CAPÍTULO 2º. SEGURIDAD Y SISTEMAS DE CRISIS51
2.1. Definición de Crisis51
2.2. Riesgos interrelacionados56
2.3. Conclusión71
CAPÍTULO 3º CONCEPTOS DE CRISIS73
3.1. Clasificación de las crisis73
3.1.1. Generalidades73
3.1.2. Por su globalidad74
3.1.3. Por sus efectos74
3.1.4. Por el sector que afecta75
3.1.5. Por su forma de manifestarse76
3.2. Conceptos que son necesarios conocer en un sistema de crisis  77
3.3. ¿Hay soluciones para una situación de crisis?85
3.4. Ejemplo de un diagrama de una situación de crisis87
CAPÍTULOPÁGINA
CAPÍTULO 4º. DIRECCIÓN DE UN SISTEMA DE CRISIS89
4.1. Funciones de un Sistema de Crisis89
4.2. Planificación89
4.2.1. Generalidades89
4.2.2. Objetivos básicos91
4.2.3. Investigación básica de la organización95
4.3. Información111
4.3.1. Facetas de la información111
4.3.2. Indicadores de crisis113
4.4. Activación118
4.5. Proposición120
4.6. Ejecución y seguimiento121
4.7. Desactivación121
4.8. Conclusión122
CAPÍTULO 5º. INVENTARIO DE RIESGOS123
5.1. Generalidades123
5.2. Tipología de los riesgos123
5.3. En función del sujeto activo123
5.3.1. Riesgos de la Naturaleza124
5.3.2. Riesgos biológicos124
5.3.3. Riesgos tecnológicos125
5.3.3.1. Riesgos químicos125
5.3.3.2. Riesgos físicos125
5.3.3.3. Riesgos nucleares126
5.3.4. Riesgos derivados de la actividades sociales126
5.3.4.1. Riesgos del trabajo126
5.3.4.2. Riesgos en el tráfico y en transporte127
5.3.4.3. Riesgos en el ocio127
5.3.4.4. Riesgos en el hogar127
5.3.5. Riesgos derivados de actividades antisociales127
CAPÍTULOPÁGINA
5.4. En función de la actividad empresarial128
5.5. En función de posibles daños129
5.5.1. Materiales129
5.5.2. Corporales130
5.5.3. Consecuenciales130
5.5.4. Responsabilidad131
5.6. En función de la clase de crisis132
5.6.1. Riesgos de una crisis financiera132
5.6.2. Riesgos de una crisis política133
5.6.3. Riesgos de una crisis laboral133
5.6.4. Riesgos de una crisis institucional134
5.6.5. Riesgos de una crisis tecnológica134
5.6.6. Riesgos de una crisis de emergencia135
5.6.7. Riesgos de una crisis de imagen135
5.7. Riesgos considerados en Protección Civil136
CAPÍTULO 6º. COMUNICACIÓN EN UN SISTEMA DE CRISIS  139
6.1. Introducción139
6.2. Percepción por parte de las organizaciones141
6.3. Principios de comunicación de crisis143
6.4. Los distintos públicos ante la crisis146
6.5. Tipos de portavoces para las situaciones de crisis148
6.6. A modo de conclusión150
CAPÍTULO 7º. ORGANIZACIÓN DE UN SISTEMA DE CRISIS151
7.1. Organización para un sistema de crisis151
7.2. Comité de Planificación152
7.2.1. Introducción152
7.2.2. Director del Comité de Planificación156
7.2.2.1. Perfil del Director de Planificación156
7.2.2.2. Misiones156
7.2.3. Sistema de trabajo del Comité de Planificación157
CAPÍTULOPÁGINA
7.3. Dirección de Crisis158
7.4. Gabinete de Crisis158
7.4.1. Director del Gabinete de Crisis158
7.4.2. Coordinador de Crisis160
7.4.3. Composición del Gabinete de Crisis161
7.5. Centro de Situación de Crisis163
7.6. Elementos de intervención y rehabilitación163
7.6.1. Delimitaciones conceptuales163
7.6.2. Catálogo de recursos movilizables para una crisis de emergencia  164
7.7. Procedimiento operativo166
7.7.1. Definición166
7.7.2 Ámbito de actuación del procedimiento167
7.7.3 Partes que deben comprender las NOP,s167
7.8. Comunicaciones169
7.9. Auditorías170
7.10. Planes de Crisis170
7.11. Conclusión171
CAPÍTULO 8. CENTROS DE MANDO Y CONTROL PARA SITUACIONES DE CRISIS  173
8.1. Qué es un Centro de Mando y Control173
8.1.1. Denominaciones173
8.1.2. Definición173
8.1.3. Aproximación al C2174
8.1.4. Condiciones físicas que debe reunir un C2177
8.2. Diseño funcional de un C2178
8.2.1. Funciones básicas178
CAPÍTULOPÁGINA
8.2.1.1. Función de Mando y Control179
8.2.1.2. Función de Información181
8.2.1.3. Función de Comunicaciones181
8.2.1.4. Función de Instrucción182
8.2.1.5. Función Logística183
8.2.1.6. Función de Información Pública185
8.3. Estados de Prevención de un Centro de Mando y Control186
8.3.1. Tipología de las crisis en función de su intensidad186
8.3.2. Estados de Prevención en el C2187
8.4. Personal en el C2187
8.5. Hablando de comunicaciones188
8.6. Partes que comprende un Centro de Mando y Control189
8.6.1. Sala de Operaciones189
8.6.2. Sala de Decisión194
8.6.3. Centro de Comunicaciones195
8.6.4. Sala de Apoyo195
8.6.5. Sala de Energía195
8.6.6. Sala de grupos electrógenos196
8.6.7. Entrada196
8.6.8. Otras configuraciones196
8.7. Ubicación de un Centro de Mando y Control199
8.8. Los Centros de Mando y Control y las situaciones de crisis199
CAPÍTULO 9º. EJEMPLO DE SITUACIONES DE CRISIS. CRISIS EN LA COMMERCIAL UNION  201
9.1. Causas de la crisis en la Commercial Union201
9.2. Filosofía de gestión de crisis por Commercial Union202
9.3. La gestión de la crisis durante las primeras horas204
9.4. Plan de situaciones de crisis de la Commercial Union208
9.5. Conclusiones210
CAPÍTULOPÁGINA
CAPÍTULO 10º. MÉTODO DE PLANEAMIENTO213
10.1. Introducción213
10.2. Planeamiento y Conducción215
10.3. Proceso continuo de planeamiento215
10.4. El inicio del planeamiento ¿Cuál es la misión?217
10.5. Síntesis del Método de Planeamiento.219
Capítulo 11º. SISTEMA DE CRISIS SANITARIA223
11.1. Preámbulo223
11.2. Orden del Ministerio de Sanidad223
11.3. Organización Mundial de la Salud (OMS)227
11.4. Las alertas sanitarias de la Unión Europea232
11.5. Situación del sistema de crisis sanitaria en 2012236
11.6. Sistema de crisis sanitaria en una comunidad autónoma248
11.7. Sistema de crisis sanitaria en un ayuntamiento251
11.8. Plan de Catástrofes Externas en un hospital254
11.8.1. Consideración previa254
11.8.2. Concepto de Catástrofe255
11.8.3. Concepto de Medicina de Catástrofe255
11.8.4. Definición de Plan de Catástrofes Externas256
11.8.5. Activación del Plan de Catástrofes Externas259
11.8.6. Planificación para preparar al hospital ante una catástrofe  259
11.8.7. Activación del dispositivo sanitarios262
11.8.8. Análisis de riesgos potenciales263
11.8.9. Recuento de medios y recursos263
11.8.10. Organización del sistema de catástrofes del hospital265
11.8.11 Función de Información267
11.8.12 Protocolos de actuación267
11.8.13. Organización del área de Urgencias268
CAPÍTULOPÁGINA
11.8.14. Organización del apoyo no asistencial269
11.9. Conclusiones al capítulo270
CAPÍTULO 12. MÉTODO DE PLANEAMIENTO PARA UN TURISMO DE CONGRESOS  273
12.1. Introducción273
12.2. Organismos internacionales vinculados con Málaga274
12.3. Método de Planeamiento277
12.3.1. Generalidades277
12.3.2. El proceso de la decisión279
12.4. Análisis de los factores de la decisión282
12.4.1. Estudio del ambiente282
12.4.2. Estudio del terreno285
12.4.3. Estudio de los riesgos291
12.4.4. Estudio de los medios disponibles294
12.5. Elaboración de líneas de acción304
12.6. La decisión308
12.7. Sistema de crisis que disponemos tras el método de planeamiento  310
12.7.1. Estructura del Sistema de Crisis310
12.7.2. Riesgos310
12.7.3. Indicadores de crisis311
12.7.4. Conducción de crisis312
12.7.5. Gabinete o Célula de crisis313
12.7.6. Planes de contingencia o de continuidad del negocio314
12.7.7. Principios del sistema de crisis314
12.7.8. Comunicación pública314
12.8 Conclusiones314
EPÍLOGO317
  
  

La nueva Comunicación y sus efectos

Tertulia virtual organizada por «Limonar Palmeras» y el «Foro Maestranza», consistente en una ponencia a cargo del catedrático de sociología Antonio Lucas Marín, seguido de un debate con los asistentes.

El profesor Lucas Marín en el momento de su intervención

Biografía

Antonio Lucas Marín (CiezaEspaña3 de mayo de 1945), es catedrático de Sociología. Exprofesor de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (1986- 2015). Expresidente de la Asociación Madrileña de Sociología (AMS). Fundador y expresidente de la Asociación Iberoamericana de Sociología de las Organizaciones y Comunicación (AISOC).​ Participa activamente como ponente y profesor invitado en numerosos Congresos y Seminarios a nivel nacional e internacional.

Para más información en https://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Lucas_Mar%C3%ADn

El profesor, para hacer ver a los asistentes que nos encontramos en la «sociedad de la información», trató de forma breve las anteriores sociedades: de subsistencia/ agraria/ artesanal; la sociedad industrial que nace son la máquina de vapor hasta llegar a la actual, en donde la inmensa mayoría de la población mundial se mueve por la información, disponiendo cada persona de un potente comunicador/teléfono, que ya han evolucionado cinco generaciones, es decir no encontramos en el teléfono móvil de la 5ª generación.

Los hitos de esta sociedad de la información han sido fundamentalmente, el nacimiento de internet, durante la década de los ochenta del siglo pasado y el surgimiento de las páginas web durante la década siguiente.

Puede decirse que la sociedad de la información nace tímidamente en 1945 y evoluciona rápidamente.

Hace treinta años comenzaba a hablarse de la «Tecnología de la Información», la TI,s, para pocos años más tarde pasar a la «Tecnología de la Información y las Comunicaciones», las TIC,s y en los últimos años se ha dado un paso más con las «Tecnologías de la Información, Comunicaciones e Interacciones», las TICI,s, de tal manera que con ellas podemos adentrarnos en las mentes de los que usan estas tecnologías para atraerlos a nuestras posiciones políticas, económicas, religiosas, etc. Se ha producido una gran revolución digital.

Estas teorías las ha desarrollado en su libro «La Nueva Comunicación», cuyo índice se puede ver a continuación:

CAPÍTULOTÍTULO
PARTE ILa sociedad de la información y la comunicación
1.El camino hacia las sociedades industriales
2.Las nuevas sociedades informacionales
3.Los ordenadores y la evolución de la  información
4.Internet: la red de redes
5.Las nuevas tecnologías  de la información y de la comunicación
6.El estudio de las telecomunicaciones: hacía el teléfono móvil
7.Más allá de un tratamiento crítico de las nuevas tecnologías:  los retos  del empleo la igualdad  y la educación
PARTE IIEl estudio de la Comunicación
8.La comunicación en las ciencias sociales
9.La comunicación personal
10.La comunicación mediada
11.La comunicación en las organizaciones
PARTE IIILa comunicación de masas
12.La comunicación colectiva y sus funciones
13.Análisis de los medios  de comunicación social
14.Teoría generales y críticas  sobre los medios
15.Efectos generales sobre los efectos  de los medios de comunicación
16.Teoría sobre los  efectos de los medios de comunicación de masas
17.La comunicación persuasiva

Pudiéndose descargar en pdf en el siguiente enlace:

http://www.antoniolucas.es/index.php/2015/07/21/la-nueva-comunicacion

Más información en:

https://www.johermol.es/