Fuentes del Gobierno español aseguran que se informó previamente sobre la decisión al Ejecutivo de Argelia, al que consideran un “socio estratégico, prioritario y fiable”

·         — El entierro de la posición histórica del PSOE sobre el Sáhara para dejar paso a la Marcha Verde

Argelia ha decidido llamar a su embajador en Madrid para consultas con efecto “inmediato” tras las declaraciones de las máximas autoridades españolas y su “cambio repentino” de posición sobre el Sáhara, según ha informado este sábado el Ministerio de Asuntos Exteriores argelino. El comunicado explica que el Ministerio se ha visto “muy sorprendido” por el apoyo al proyecto de autonomía de Marruecos, por lo que ha decidido convocar al diplomático. Fuentes del Gobierno español aseguran que se informó previamente sobre la decisión al Ejecutivo de Argelia, al que consideran un “socio estratégico, prioritario y fiable”.

Sánchez da un volantazo a la posición de España con el Sáhara y abre una nueva brecha con Unidas Podemos

Sánchez da un volantazo a la posición de España con el Sáhara y abre una nueva brecha con Unidas Podemos

SABER MÁS

Argelia cree que la decisión del Gobierno español es la “segunda traición histórica” de Madrid al pueblo saharaui, según fuentes diplomáticas citadas por el portal de noticias argelino TSA y que recoge Europa Press. “Finalmente Marruecos ha obtenido lo que quería de España”, han dicho estas fuentes diplomáticas. Se refiere a la segunda “traición” porque la primera sería el acuerdo firmado el 14 de noviembre de 1975 por el que España cedió la antigua colonia a Marruecos y Mauritania, sin tener en cuenta la voluntad de la población saharaui.

España depende energéticamente de Argelia

Este viernes el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, aseguró que con Argelia, un país del que España depende energéticamente, hay una relación seria de “socio fiable”, más allá de la entente con Marruecos. “Esa asociación estratégica está llamada a perdurar en el tiempo”, se limitó a decir el ministro.

El Ejecutivo negó que pueda haber represalias en el suministro del gas, pero la reacción de este país llamando a consultas a su embajador en Madrid parece abrir un nuevo capítulo en las relaciones entre España y Argelia, principal proveedor de gas a la península ibérica y que siempre ha apoyado la lucha del pueblo saharaui por la celebración de un referéndum de autodeterminación desde que en 1975 tropas marroquíes ocuparan un territorio que hasta ese año era una colonia española.

Este sábado, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha insistido en defender que el cambio de la postura de España permitirá tener una relación “buena” y “estable” con Marruecos, con el compromiso de “colaborar contra las mafias de trata de personas y contra la inmigración ilegal”.

Esta postura en la política exterior respecto a la excolonia española supone un profundo cambio en la posición histórica de nuestro país, que hasta ahora defendía “una solución política, justa, duradera y mutuamente acordada en el marco de Naciones Unidas”, pero también respecto a la recogida en el último programa electoral del PSOE. Además, abre a su vez un nuevo punto de disputa con sus socios de Unidas Podemos y amenaza con enturbiar la relación con Argelia en un momento crítico por la crisis energética.

Los grupos parlamentarios de EH Bildu, ERC, CUP, BNG, PNV, Junts, Pdecat, Más País, Compromis, Nueva Canarias y Coalición Canaria van a registrar este lunes una petición de comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para dar cuenta acerca del cambio de posición respecto al Sahara Occidental.