20 Minutos del día 5 de abril de 2022

El jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Teodoro E. López Calderón, tras recibir a los últimos militares españoles que han participado en la repatriación de afganos y colaboradores del gobierno desde el aeropuerto de Kabul a España, a 28 de agosto de 2021, en la Base Aérea de Zaragoza, Aragón, (España). Las dos aeronaves A400M del Ejército del Gobierno español han estado aterrizando y despegando del aeropuerto de Kabul para la evacuación de ciudadanos afganos tras la toma del poder de los talibán en Afganistán. En todo este operativo las Fuerzas Armadas españolas han evacuado un total de 1.900 personas, de los cuales 6 son nacionales españoles, 1658 colaboradores afganos de España, 36 cooperantes de la UE, 50 cooperantes de la OTAN, 19 de Portugal y un cooperante de la ONU. Marcos Cebrián / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 28/8/2021
Imagen de archivo del jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Teodoro E. López Calderón

A ojos del jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Teodoro E. López Calderón, Rusia ya ha perdido «completamente» la guerra contra Ucrania. Si bien el Gobierno de Vladimir Putin todavía puede cosechar «éxitos en su objetivos militares», desde «el punto de vista de sus objetivos estratégicos y políticos la batalla está perdida», ha apuntado en un análisis sobre la ofensiva militar rusa que este lunes supera los 40 días. 

Durante su participación en un desayuno informativo del Fórum Europa, López Calderón ha explicado que el «plan inicial» del mandatario ruso «ha fallado estrepitosamente». Su pretensión «de restablecer el poder de los tiempos soviéticos a través de la continuación del proceso de desestabilización empezado en la zona gris (guerra híbrida)» ha experimentado «errores de cálculo» desde el momento, ha argumentado, en el que «cruzó la línea roja de quebrantar los principios de seguridad europeos».

«Hace tres meses habría dicho que vivíamos en un mundo tripolar, eso se ha acabado, a partir de ahora será bipolar. Rusia ha perdido la oportunidad de ser una voz importante en el contexto global», ha pronosticado el almirante sobre las consecuencias de la invasión.

Eso no quita que el conflicto todavía se encuentre lejos de su punto y final. A su juicio, «a corto plazo, el alto al fuego perdurable es poco probable». Aunque «los futuribles son difíciles», los «datos actuales» como la mayor capacidad de resistencia prevista para Ucrania o la obligación de Rusia a replantear los objetivos iniciales de su operación inducen a que el JEMAD no prevea una rendición incondicional inminente por parte del Ejército de Volodimir Zelenski. 

Para alcanzar la tregua, el almirante ha puesto el acento en «el papel mediador de China» entre las partes en liza. «Es el país que más influencia puede tener en la resolución del conflicto, pero está observando con mucho cuidado este conflicto para extraer lecciones y no cometer errores». Al fin y al cabo, como ha comentado, «Rusia es un proveedor de productos energéticos esenciales para el presente y futuro» del país asiático. Eso no ha sido óbice para que los de Xi Jinping estén «actuando» en aras evitar el conflicto, máxime porque «no les interesa que la guerra salga de las fronteras ucranianas». Ahora, «China podría dar un paso más para cerrar el conflicto», ha concluido.