Etiqueta: Europa

Biden en Europa ¿Ningunea a España?

La «credibilidad» es la virtud más preciada de un político. Cuando tiene la responsabilidad del gobierno, es credibilidad se traslada al ejecutivo y por ende a la nación. Alguien comentó en voz alta que la «misión del político es mentir». Tal vez sea una exageración, pero desde luego, nuestro Presidente del Gobierno, D. Pedro Sánchez es la persona que más «mentiras» ha pronunciado a lo largo de los años. No hay más que ver las hemerotecas y videotecas para comprobar la negación de los pactos y las líneas rojas marcadas antes de las elecciones, para posteriormente traspasarlas impunemente, de tal forma que puede decirse que este singular personaje tiene «legitimidad popular», porque ha sido elegido por los votantes, pero carece de «legitimidad de ejercicio», dado que el programa político que le dio la victoria electoral, lo ha tirado a la basura y ha seguido otra senda, es decir ha traicionado a sus votantes.

Por ello no podemos extrañarnos que ningún presidente extranjero, aparte por supuesto de los de la Unión Europea, quiere reunirse con él y además que repercuta en los medios, porque eso sería perder la «credibilidad» que ellos tienen.

Biden no se verá a solas con Sánchez. No lo ha llamado en los meses que lleva de presidente ¿Cómo lo va a hacer, si se ha aliado con sus enemigos como la Venezuela de Maduro y otros de calaña similar?

Biden ignora a Sánchez en su primera gira europea

El presidente español no es una prioridad para el de Estados Unidos, que verá a los mandatarios del G-7, a Erdogan, a Putin, a Von der Leyen y hasta al primer ministro belga.

REPUBLICA | 04/06/2021

El presidente estadounidense, Joe Biden, se reunirá con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, y con el primer ministro británico, Boris Johnson, entre otros mandatarios del G-7, durante su gira europea la próxima semana, según informó este jueves la Casa Blanca. En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dio más detalles sobre el primer viaje al extranjero de Biden como presidente, que le llevará a Cornualles (Reino Unido), Bruselas y Ginebra del 9 al 17 de junio. Y, de momento, y nada parece indicar lo contrario, el presidente Pedro Sánchez no aparece en su agenda. De hecho, Biden ni siquiera ha tenido una simple conversación con el jefe del Ejecutivo español, lo que deja claro el papel secundario que tiene el país para Estados Unidos, tal y como le ha recordado durante las últimas semanas el líder del PP, Pablo Casado. Y todo ello con la crisis con Marruecos, socio estratégico de Washington, al fondo.

Al parecer, este pasotismo de Biden tiene su origen en la época de José Luís Rodríguez Zapatero como presidente, al que Washington considera muy cercano a Sánchez. Allá por 2010, y según informa ‘ABC’, Zapatero hizo un desplante a Biden, al que dejó solo durante una visita en España a las tropas que iban a ir a Afganistán. Y el presidente estadounidense tomó nota. 

Hace aproximadamente un mes, la subsecretaria de Estado adjunta para Europa y Eurasia de Estados Unidos, Molly Montgomery, trasladó que Biden hablará con Sánchez cuando «las circunstancias lo permitan».

El caso es que el mandatario norteamericano va a ver a diferentes líderes europeos e incluso al el rey de los belgas Felipe y el primer ministro belga, Alexander de Croo, aprovechando su participación en una cumbre EEUU-UE con el que aspira a enfatizar los «intereses y valores compartidos» entre las dos partes. Dentro de esta «agenda común» figuran la seguridad sanitaria global, el cambio climático, la cooperación comercial, el refuerzo de la democracia y «preocupaciones» en materia de política exterior, según la oficina de Biden.

Será un encuentro a tres bandas al que, además de Biden, acudirán los responsables del Consejo Europeo y de la Comisión, Charles Michel y Ursula Von der Leyen, respectivamente. En principio no hay prevista a corto plazo ningún encuentro de Biden con los líderes de los Veintisiete, como llegó a especularse estos meses.

Psaki precisó que el 10 de junio, nada más llegar al Reino Unido, Biden se reunirá con el primer ministro británico, Boris Johnson, y del 11 al 13 del mismo mes participará en la cumbre del G-7 en Cornualles (Inglaterra), donde también mantendrá encuentros bilaterales con otros líderes de ese grupo.

El día 13, Biden visitará a la reina Isabel II de Inglaterra en el Castillo de Windsor, en las afueras de Londres, acompañado de la primera dama estadounidense, Jill Biden, quien regresará a Estados Unidos al terminar esa reunión.

Desde allí, Biden viajará a Bruselas, donde el 14 de junio participará en la cumbre de la OTAN para «reafirmar el compromiso de Estados Unidos» con la Alianza Atlántica, «la seguridad transatlántica y la defensa colectiva», indicó Psaki.

Ese día, Biden también se reunirá en Bruselas con Erdogan, en la que será el primer encuentro entre ambos desde la llegada al poder del primero en enero.

Biden mantuvo una relación fría con Erdogan cuando era vicepresidente estadounidense (2009-2017) y desde que ocupa el Despacho Oval ha protagonizado varias tensiones con el presidente turco, las más recientes relacionadas con la ofensiva israelí de mayo en Gaza.

El 15 de junio, Biden participará en la citada cumbre entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Por último, Biden viajará a Ginebra, donde el día 16 mantendrá una cumbre bilateral con su homólogo ruso, Vladímir Putin, además de reunirse con el presidente suizo, Guy Parmelin, y con el ministro de Exteriores del país, Ignazio Cassis.

El encuentro entre Biden y Putin también será el primero entre ambos desde la llegada del primero al poder y tiene como objetivo rebajar la tensión en una relación marcada por desacuerdos sobre la soberanía de Ucrania, el régimen de Bielorrusia y los supuestos ciberataques de Moscú.

El presidente estadounidense se reunirá con los líderes europeos del G-7; Ursula Von der Leyen; Charles Michel; Putin y Erdogan, pero no con Pedro Sánchez

Por Jesús Ortega Echevarría 4 junio 2021

https://www.economiadigital.es/politica/biden-excluye-a-sanchez-de-su-gira-europea.html

¿Un Biden europeo? Mejor una Europa americanizada

Aunque Estados Unidos no se está europeizando, a la Unión Europea le conviene prestar atención. No para emular todo lo que hace Washington, pero sí su capacidad de reacción ante las crisis.

JORGE TAMAMES |  6 de mayo de 2021

Biden excluye a Sánchez de su gira europea

Apuntes del editor de Política Exterior de Josep Piqué

Europa se ha suicidado dos veces en el siglo XX. En la Primera y en la Segunda Guerra Mundial fueron suicidios cruentos y desoladores. Ahora corremos serio riesgo de un tercer suicidio, probablemente incruento, pero también desolador en sus consecuencias.

La Unión Europea no es aún percibida como un sujeto político relevante frente a otras potencias exteriores. Se nos percibe débiles, inconsistentes y sin la necesaria determinación política para asumir las consecuencias de querer ser un actor indispensable en la configuración del nuevo escenario global. No es solo una percepción, sino el producto de nuestras deficiencias y de la falta de ambición que ha caracterizado los últimos años, ensimismados en nuestros problemas internos. Y, por qué no decirlo, de las carencias de nuestros liderazgos.

Se constata nuestra debilidad y se trata de quebrar nuestra solidaridad interna o nuestra cohesión, buscando la interlocución directa con los Estados miembros. Si esos intentos tuvieran éxito y la UE dejara de ser un proyecto político para quedarse, en el mejor de los casos, en un proyecto de integración económica, estaríamos ante nuestro tercer suicidio. No tendría los efectos trágicos de los anteriores, pero la consecuencia sería similar: perderíamos la capacidad de contribuir a dibujar el mundo que viene.

Es la hora de la responsabilidad, la visión y el lideragzo. El impulso fundamental debe venir de Alemania y Francia. España –fuera de juego sin la UE– debe asumir una contribución más proactiva, y eso solo es posible si la sociedad está detrás de un esfuerzo que corresponde a nuestros dirigentes. A ellos corresponde reconstruir los consensos internos y la cohesión social, territorial y política.

Reflexiono sobre esto en «Evitar el tercer suicidio de Europa».

ALGUNAS COSAS QUE HE LEÍDO

España en el mundo en 2021: perspectivas y desafíos, Real Instituto Elcano

The Conference on the Future of Europe: Tackling Differentiated Integration, Nicoletta Pirozzi, Istituto Affari Internazionali

Europa: ideal, realidad, destino, Pol Morillas, Política Exterior

Future of Europe. Special Eurobarometer 500, Parlamento Europeo

A VISTA DE GRÁFICO

La satisfacción de los españoles con el funcionamiento de la democracia en el país se sitúa entre las más bajas de la UE. Según el «Parlemeter 2020. A Glimpse of Certainty in Uncertain Times«, los ciudadanos que dicen sentirse «muy satisfechos» y «bastante satisfechos» con la democracia en sus países están en una media del 58% en la UE, frente al 46% de España. Entre aquellos que  se sienten «no muy satisfechos» y «en absoluto satisfechos», la media de la Unión se sitúa en el 41%, en comparación al 53% de España. Entender la UE como proyecto político pasa por fortalecer en el interior de cada país la confianza en la democracia y el sistema político.

ESTOY LEYENDO

¿Qué papel juega la diversidad lingüística de Europa en la construcción de la UE? ¿Es la ausencia de una lengua común un problema político y un obstáculo de comunicación? Arman Basurto y Marta Domínguez, dos españoles de menos de 30 años arraigados en Bruselas, hacen un original y entretenido viaje por las lenguas de Europa en ¿Quién hablará europeo?. Su conclusión es una advertencia: la falta de una lengua compartida impide la creación de una esfera pública común y levanta una barrera invisible entre gobernantes y gobernados. Su propuesta es pragmática y creativa: asumamos el inglés como lengua que ha desbordado a los países y es capaz de incorporar los particulares usos geográficos sin interferir en la posibilidad de entendernos.

En Estados Unidos casi 126 millones de personas han recibido al menos una dosis de las vacunas contra el Covid-19. Tienen la pauta de vacunación completa 78,5 millones. Al jurar como presidente, el 20 de enero pasado, Joe Biden anunció que en sus primeros 100 días 100 millones de personas serían vacunadas. Va a lograrlo con creces. Con ello, dará un paso esencial para reparar la división del país.

Volvemos en dos semanas,

Josep