Etiqueta: Jordania

¿Distensión en Oriente Próximo?

Para el autor de esta página, existe un matiz importante entre las áreas de «Oriente Medio», que abarca Arabia Saudí, Irán y como nuevo protagonista en emergencia Turquía; de la «Oriente Próximo» que es más referida a los países ribereños o en la zona de interés Mediterránea.

https://www.politicaexterior.com/revista/afkar-ideas-62/

afkar/ideas 62, primavera 2021    
Tras un año de pausa, vuelve afkar/ideas, revista que coeditamos con el Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMed) de Barcelona. Y lo hace con la misma vocación de servir de puente cultural entre las dos orillas del Mediterráneo, dando la palabra a voces normalmente ausentes del debate nacional. A partir de ahora, los lectores podrán disfrutar gratis, en abierto y sin límite de artículos, de todo el contenido digital de afkar/ideas. Damos así un paso más en nuestro objetivo de difundir el conocimiento y fomentar las relaciones con el mundo árabe. Empezamos esta nueva etapa abordando una de las cuestiones que probablemente marcarán el futuro del Norte de África y Oriente Medio: los Acuerdos de Abraham, por los que Baréin, Emiratos Árabes Unidos e Israel, con la mediación de Estados Unidos, normalizaron sus relaciones. Estos pactos, así como los firmados más tarde por Marruecos y Sudán, reflejan un cambio de paradigma en el mundo árabe. El pragmatismo parece haberse impuesto, Israel ha dejado de ser el enemigo principal, mientras el conflicto israelí-palestino y el Sáhara Occidental se presentan como los grandes perdedores. Habrá que estar atento a si otros países árabes siguen el mismo camino y también a la estrategia de Joe Biden, más centrado por ahora en reactivar el pacto nuclear con Irán. afkar/ideas no podía ser ajena a la Covid-19 y sus consecuencias políticas, sociales, económicas y culturales. Amparados por la pandemia, los gobiernos han impuesto duras restricciones que, en muchos casos, han supuesto un retroceso en las libertades de una población asfixiada por la falta de recursos. Varios países han vivido un rebrote de las protestas, como Argelia, donde el movimiento prodemocrático Hirak, nacido hace ya dos años, ha vuelto a tomar las calles, con las mismas consignas y la misma fuerza. La crisis social y económica, sin embargo, no puede achacarse únicamente a la pandemia. La región se enfrenta desde hace una década a unos retos estructurales –mercado laboral, economía informal, falta de financiación de las pymes o déficit del modelo de gobernanza– que limitan su progreso. Esta crisis puede ser una oportunidad para solucionar dichos problemas y lograr una mayor sostenibilidad de las finanzas públicas. Mientras tanto, el sector cultural intenta sobrevivir, reinventándose y adaptándose a las nuevas circunstancias. La situación actual no ha hecho más que poner de relieve los grandes déficit de la cultura, pero como señala Neila Tazi Abdi, productora del Festival Gnaua y Músicas del Mundo de Esauira, “a largo plazo podría tener un impacto positivo en el sector, pues hemos cobrado conciencia de su fragilidad y de la necesidad de darle solidez”.
Les esperamos en esta nueva etapa. Gabriela González de Castejón, redactora jefe de afkar/ideas  
  EN ESTE NÚMERO: Editorial: ‘Grandeur’ y sombras en Egipto Más allá del proceso de pazGiuseppe Dentice Acuerdos de Abraham: perspectivas regionalesElisabeth Marteu Palestina y los acuerdos arabo-israelíesItxaso Domínguez de Olazábal Israel-MarruecosMarina Ottaway Biden y los acuerdos de AbrahamEllen Laipson Diez años de guerra en Siriaentrevista con Zaina Erhaim Pandemia y autoritarismo: tormenta perfecta, Ignacio Álvarez-Ossorio Marruecos y Túnez ante el reto político del Covid-19Pierre Vermeren El ‘Hirak’ argelino ante la pandemiaLouisa Dris-Aït Hamadouche

Canarias: gestión local y de emergencia para unos flujos migratorios entre continentesXavier Aragall Flaqué Consecuencias de la Covid-19: una lección para repensar la sostenibilidad de las finanzas públicasRoger Albinyana Transición hacia una energía limpia en el Norte de ÁfricaAgencia Internacional de la Energía La región MENA pos-Covid: de la transformación digital a la transformación a través de lo digitalMondher Khanfir Proliferación de crisisRana Yazaji La cultura marroquí en tiempos de la Covid-19entrevista con Neila Tazi Abdi La resiliencia como medio de supervivenciaLilia Weslaty  

Nuevo foco de tensión en Oriente Medio: Jordania. China y Teherán unen sus fuerzas

El ex príncipe heredero de Jordania, Hamza bin Hussein, ha denunciado este sábado que se encuentra «bajo arresto domiciliario» en su palacio de Amán después de que el ejército le acusara de actividades contra «la seguridad del reino» y alentar un golpe de Estado contra su hermano el rey Abdalá.

En un video transmitido a la BBC, el príncipe Hamza asegura que el jefe del Estado Mayor del ejército fue a su casa y le dijo que «no estaba autorizado a salir de ella». Niega además haber participado en un complot y acusó a las autoridades de su país de «corrupción» y de «incompetencia».

Antes, la agencia de prensa oficial Petra informó que las autoridades habían detenido al ex asesor del rey Basem Awadalá y a un número indeterminado de personas por «motivos de seguridad». El diario estadounidense Washington Post afirma que se trata de un complot para derrocar al rey.

En un comunicado, el jefe del Estado Mayor jordano, el general Yusef Huneiti, aseguró que al príncipe Hamza «se le solicitó que cesara algunas actividades que podrían utilizarse para socavar la estabilidad y seguridad del reino», pero desmintió su detención.

«Nadie está por encima de la ley. La seguridad y la estabilidad de Jordania pasan por encima de todo», dijo el general Huneiti. «Se han tomado todas las medidas en el marco de la ley y tras una investigación exhaustiva», añadió.

En unos videos publicados en internet, se apreciaba un gran despliegue policial en el área de Dabuq, cerca de los palacios reales.

Según el Washington Post, el príncipe Hamza es objeto de una investigación después «del descubrimiento de lo que los funcionarios de palacio describieron como un complot complejo y de gran alcance» para derrocar al rey Abdalá II.

Este complot «incluía al menos a otro miembro de la familia real de Jordania, así como a líderes tribales y miembros del aparato de seguridad del país», según el periódico, que cita a un responsable de inteligencia de Oriente Medio.

«No formo parte de ningún complot ni de ninguna organización delincuente», se defiende el príncipe Hamza en el vídeo, lamentando que ya no se pueda, según él, opinar o criticar a las autoridades «sin ser intimidado, acosado o amenazado».

Según el ex heredero, las autoridades jordanas piensan que «sus intereses personales, sus intereses financieros, su corrupción es más importante que la vida, la dignidad y el futuro de los diez millones de personas que viven aquí».

«Desgraciadamente, este país se ha hundido en la corrupción, el nepotismo y la mala administración, y esto ha causado abatimiento o pérdida de la esperanza».

Hamza es el hijo mayor del rey Husein, fallecido en febrero de 1999, y de su esposa estadounidense, la reina Noor (su nombre de soltera era Lisa Halaby).

Cuando Abdulá se convirtió en rey nombró a Hamza príncipe heredero siguiendo el deseo de su padre, pero en 2004 lo despojó del título y se lo dio a su hijo mayor, Husein.

Basem Awadalá, el ex asesor detenido según la agencia Petra, fue jefe de gabinete del rey de 2007 a 2008 y luego jefe de la Corte Real hasta 2008. Este exministro de Finanzas y Planificación era muy cercano al Rey pero también muy polémico.

Basem Awadalá dimitió en 2008 tras ser acusado por diputados, políticos y periodistas de inmiscuirse en los planes de privatización del país.

Varios países aliados de Jordania, entre ellos EEUU, expresaron rápidamente su apoyo al rey Abdalá II.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, afirmó que Washington «seguía de cerca» esas informaciones.

«Estamos […] en contacto con los funcionarios jordanos. El rey Abdalá es un socio clave de Estados Unidos y tiene nuestro apoyo total», afirmó.

Por su oparte, Arabia Saudita reaccionó expresando «su completo apoyo al reino de Jordania […] y a las decisiones y medidas tomadas por el rey Abdalá II y el príncipe heredero Husein para salvaguardar la seguridad y la estabilidad».

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) ha afirmado su «respaldo al reino hermano de Jordania» y a «todas las medidas que tome para garantizar su seguridad y estabilidad».

Los arrestos tuvieron lugar días antes de la celebración del centenario del reino. El 11 de abril de 1921, el rey Abdalá, dirigente del nuevo Estado de Transjordania, formó su primer gobierno tras la creación del emirato en marzo de 1921, junto a Palestina durante el mandato británico.

https://okdiario.com/internacional/ex-heredero-del-trono-jordania-dice-estar-bajo-arresto-presunto-golpe-estado-7044039

https://www.niusdiario.es/internacional/africa/detenidos-seguridad-destacado-exasesor-jordania_18_3117195006.html

https://www.lavanguardia.com/internacional/20210405/6627422/rey-jordania-arresto-domiciliario-hermano.html

https://www.abc.es/internacional/abci-incertidumbre-jordania-tras-intento-golpe-estado-202104050918_video.html