Inestable, estratégica y con un trasfondo de problemas irresolubles. La relación entre España y Marruecos seguirá marcada por las crisis.
JORGE DEZCALLAR
1 de julio de 2021