Debate de la Sociedad Civil Malagueña

https://esradio.libertaddigital.com/fonoteca/2021-05-22/segundo-cafe-espana-esta-sola-6758607.ht

Foto de Diario Sur. Autor Carlos Moret. Cuando Rafael VIdal fue elegido Presidente del Real Club Mediterráneo

La verdad es que la pregunta que me hace es inesperada, aunque espero dar una respuesta personal a la misma. Tratar los temas de Ceuta, Melilla, Gibraltar y nuestras relaciones con los vecinos del sur, es un problema de geopolítica y de geoestrategia. Con el primero analizamos la política exterior de España en un espacio determinado, como es el estrecho de Gibraltar y sus accesos y con el segundo, establecemos una estrategia a muy largo plazo, para hacer sentir la voluntad de los españoles en dicha zona. Esta geoestrategia es una razón de Estado y que tendría que haber permanecido uniforme desde al menos 1714, pero conocemos que no ha sido así.

Tanto el Reino Unido como el reino de Marruecos han sabido aprovecharse de los momentos de debilidad de la política española, como fue todo el siglo XIX y una buena parte del XX y por supuesto el XXI.

Los avances territoriales en Gibraltar y la pretensión de espacios marítimos y aéreos propios, es una buena muestra de todo ello. No ha habido una política única con la colonia inglesa y además cuando ha gobernado la izquierda, las cesiones han sido más evidentes, creyéndose de buena o mala fe, que los oponentes iban a cumplir lo negociado. Por lo tanto, con Gibraltar, firmeza y como único interlocutor el Gobierno Británico. Así fue entendido en las décadas de los ochenta y noventa, pero el nefasto Gobierno de Zapatero, entregó al gobierno de la colonia, cientos de miles de accesos telefónico y de datos y propició en el espacio ridículo de la Roca, el mayor centro de juego online del mundo. Le dio estabilidad económica a cambio de nada.

Ceuta fue portuguesa y a partir de la unión de los reinos de Portugal y Castilla en 1580, fue plenamente española, sin que existiera ningún reino alauita, sino el Meriníe. El reino de Marruecos aparece a mediados del siglo XVIII, con duros enfrentamientos con la monarquía hispánica. La reivindicación de este territorio, junto con el de Melilla, es por lo tanto históricamente inviables. Las dos ciudades, tras la guerra de África de 1860, aumentaron sus territorios, reconociéndose mediante tratado, que los mismos eran posesiones españolas.

Es decir, la reivindicación de Marruecos, con respecto a Ceuta y Melilla, es como si Alemania, reivindicara la Prusia Oriental. Un absurdo.

El Gobierno Sánchez, que es el peor de la Historia desde el del rey absoluto Fernando VII, es un gobierno débil, manipulado por un vulgar personaje como Pablo Iglesias y como cabeza pensante, por un mercenario político, que se considera “estratega”, pero es un simple táctico, que con España 2050, lo que quiere es que los españoles no vean el presente.

Mohamed VI, sigue la senda de su padre Hassan II, cuando organizó la marcha Verde y se apoderó del Sahara Español. Sánchez se ha enemistado con Estado Unidos, por el caso Venezuela, con la Unión Europea, por su falta de compromiso y por el caso de Delcy Rodríguez y además con Marruecos, por ningunearlo. Creo que el único remedio es que pase pronto esta etapa del Gobierno Frankenstein, tal como lo denominó Alfredo Pérez Rubalcaba.