El Gobierno de Rusia ha avisado este jueves a Polonia de que se enfrenta «a una peligrosa escalada» de la situación en la región a instancias de la OTAN, algo que las autoridades rusas «tendrán en cuenta».

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

«Varsovia se ha embarcado en una peligrosa escalada en la región, que no procede de intereses nacionales, sino (que es) en el marco de las directrices de la OTAN», ha indicado el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado, antes de insistir en que la Alianza se basa «en la franca rusofobia».

El Gobierno de Polonia ordenó el miércoles la expulsión de 45 diplomáticos de Rusia, alegando que realizaban actividades de espionaje y en el marco de una operación en la que también fue detenido un ciudadano polaco que supuestamente colaboraba con la Inteligencia rusa.

La cartera de Exteriores rusa se ha hecho eco de la decisión y ha indicado que se trata de «un paso consciente hacia la destrucción definitiva de las relaciones bilaterales». En este contexto, ha asegurado que los «socios» polacos «han ido desmantelando» estas relaciones «de forma sistemática, durante mucho tiempo», ha recogido la agencia de noticias rusa Interfax.

«Lo vemos y lo tendremos en cuenta en nuestros pasos prácticos hacia Polonia», ha prometido el Ministerio de Exteriores, resaltando que «toda la responsabilidad de lo que está sucediendo y de las posibles consecuencias recae por completo en las autoridades actuales de Varsovia». «Rusia no dejará este ataque hostil sin una respuesta que haga pensar (…) a los provocadores polacos», ha remachado.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, dijo el miércoles que la expulsión de los diplomáticos rusos busca «privar» a los refugiados de Ucrania de la «oportunidad» de llegar al país euroasiático.

Zajarova indicó que Varsovia «está haciendo todo lo posible para garantizar que las personas de Ucrania que ahora están en Polonia y quieren ir a Rusia (…) no puedan», remarcando que «hay muchas de esas personas».