Hoy las fuerzas rusas atacaron despiadadamente Kharkiv con artillería autopropulsada. Eso es, sin duda alguna, un crimen de guerra. ¡Una ciudad pacífica!, ¡las zonas residenciales!, ¡ninguna infraestructura militar! Decenas de grabaciones de los testigos confirman que no es un caso aislado de disparos erróneos, sino una destrucción consciente de la población. Los rusos sabían adonde apuntaban. Este crimen debe ser llevado al tribunal internacional. Es una violación de todos los convenios. Nadie en el mundo no perdonará tal asesinato de personas pacíficas. Aquí Ucrania, aquí Europa, aquí el año 2022. Hay que parar de inmediato al monstruo armado con misiles, bombas y artillería, destruir económicamente, enseñar que la humanidad sabe protegerse. Considero que es necesario encarar el cierre definitivo del cielo para los misiles, aviones y helicópteros rusos. Durante los cinco días de la invasión han efectuado ya 56 ataques aéreos, fueron lanzados 113 misiles. Así es su amistad de hermanos. El mundo sabe qué hay que hacer, hoy hablé sobre eso con nuestros socios. El país que comete crímenes contra la población civil no puede ser miembro del Consejo de Seguridad de ONU. Para un país como ese tienen que ser inaccesibles todos los puertos, canales y aeropuertos del mundo. Un país como ese no puede recibir cientos de millardos por exportación energética: comprar productos rusos es financiar muertes humanas. Pacífico, orgulloso, fuerte Kharkiv, siempre fuiste así y así serás. ¡Hemos aguantado ya tanto, aguantaremos y esto! Defenderemos a Ucrania, ayudaremos a cada uno que haya sufrido de esta invasión inhumana. Cherniguiv, Ojtyrka, Sumy, Gostomyl, Vasylkiv, Khersón, Mariupol, Donetsk y todas las ciudades y pueblos de nuestro amado país tendrán una vida segura y pacífica. Mi más sentido pésame a todos aquellos que han perdido a familiares y cercanos en esta guerra. Memoria eterna a los fallecidos, gloría a todos y cada uno que defiende nuestra libertad.

Antes de dirigirme a ustedes he firmado el decreto sobre la otorgación del título de Héroe de Ucrania a 12 nuestros defensores:

Vicealmirante E. Vagorovsky, post mortem. Falleció, salvando a nuestra aviación de un ataque aéreo y permitiendo a los demás despegar.

Capitán D. Colomiets, post mortem. Salvó a sus camaradas convirtiéndose en diana para el fuego de la aviación enemiga que causó su destrucción.

Vicealmirante G. Makulak, post mortem. Gostomyl. Destruyó la concentración de técnica del enemigo.

Teniente V. Movchán, post mortem. En una lucha aérea aniquiló dos aviones del enemigo.

Vicealmirante, O. Oksanchenko, post mortem. Sucumbió en un combate aéreo, desviando la aviación del adversario.

Teniente V. Radionov, post mortem. Gracias a sus heróicas acciones, la integridad de su brigada pudo despegar lo que salvó a los militares de un ataque aéreo.

Teniente A. Gerus. Ciudad de Kropyvnytsky. Abatió el avión enemigo Il-76, lo que impidió el aterrizaje de paracaidistas rusos con armamento.

Contralmirante, D. Krasylnikov, el comandante de la agrupación táctica Norte. Dos días repelía el constante asalto. Socorrió a las personas y maquinaria y retuvo al enemigo que venía desde Lugansk.

Vicealmirante, A. Kruglov. Apartó la subdivisión ZRK Buk del fuego enemigo y personalmente destruyó dos helicópteros rusos y un avión.

Almirante, O. Mosovyi, Vasylkiv, abatió un Il-76 ruso e igualmente dos helicópteros Mi-24 cuya consecuencia ha sido la interrupción de la salida de los paracaidistas rusos con armas.

Capitán Y. Sodol. Combate por Volnovaja. Socorrió a nuestros soldados de un posible rodeo. Organizó un contra avance exitoso, apartó a los combatientes del ataque del enemigo, excepcionalmente eficaz defiende Mariupol.

Almirante del servicio médico E. Khoroshon. Personalmente estableció un centro médico en el asedio y efectuaba evacuación de los heridos.

Ahora sobre Kyiv, nuestra maravillosa capital en la que se sostiene nuestro extraordinario país y nuestra seguridad. Para el enemigo Kyiv es el primer objetivo. Ellos quieren romper nuestro estado. Es por ello que la capital se encuentra en constante peligro. Solamente hoy han sido efectuados ya tres ataques aéreos. Bajo el objetivo, la Planta de cogeneración-6, ellos quieren dañar a la central para dejar a nuestra ciudad sin luz. No les permitimos romper la defensa de la capital y ellos nos mandan a sus intrusos, constantemente, a centenas. A todos ellos los neutralizamos.

A parte de la frente pensamos también sobre el interior. Hemos creado la base de coordinación permanente que reúne todas las demandas de las administraciones regionales acerca de carencias de lo esencial: productos, medicamentos, combustible y equipamiento. La base contacta directamente con los proveedores que tienen capacidad de satisfacer rápida y eficazmente tales necesidades. Es una especie de restauración de la cadena de abastecimiento perjudicada por la guerra.

Hoy, tuvo lugar la primera serie de negociaciones iniciada por parte de Rusia. Esa negociación acontecía mientras caían bombas y explotaban misiles sobre nuestro territorio. Se manifestaba la sincronización de los ataques con el proceso de negociación. Sostengo que esa es la torpe manera de Rusia de presionar a Ucrania. ¡No pierdan tiempo! Tal táctica no nos impresiona. Una negociación justa puede ser solamente cuando una parte deja de atacar a la otra con artillería precisamente en el momento de negociar. Mientras no tengamos tales condiciones nos contentamos con las declaraciones de las posiciones de ambas partes donde la nuestra es el explícito deseo de terminar la guerra. Algunas señales hemos recibido. Cuando nuestra delegación vuelva a Kyiv, estudiaremos lo escuchado y determinaremos el paso a la segunda fase de la negociación.

Y una cosa más que es importante escuchar. Lo hemos esperado 30 años. Hoy he firmado la solicitud para la membresía de Ucrania en la UE. Hemos ganado nuestro derecho a estar juntos en Europa, de igual a igual. La solicitud ya está en Bruselas, registrada oficialmente, ha llegado el momento.

¡Slava Ukrayni!/¡Salve Ucrania!